#TBTGamer Vida Gamer

Hoy en #ThrowBackThursday, Bugs Bunny: Perdido en el tiempo

Era 1999 y mis padres me llevaron a comprar unos zapatos y un par de útiles para el colegio, como sabía que estaríamos cerca de un local de videojuegos, yo llevaba algo de dinero por si me antojaba de algo, al llegar, revisé el catálogo y encontré un juego que no había visto la vez pasada: Bugs Bunny: Perdidos en el tiempo.

https://www.instagram.com/retrogamer94/

Llegué a mi casa impaciente y me dispuse a jugar; que sorpresa me llevé, era un sueño en esa época, poder jugar con un personaje de las caricaturas que veía los sábados en la mañana.

En ese tiempo, estaba acostumbrado a jugar los juegos en inglés, a pesar que algunas veces no entendiera nada, pero para mi sorpresa, el juego se encontraba en español, así que lo disfruté como no te puedes imaginar.

Ver a Bugs Bunny perderse en el tiempo y más, salir con sus bromas como: ¿Qué hay de nuevo viejo? o decir frases que ya había escuchado en las caricaturas, ver al Pato Lucas disfrazado de Robin Hood y el clásico, temporada de patos y temporada de conejos. Fue lo que más disfruté en ese juego.

Aunque el objetivo de cada nivel es recoger relojes y zanahorias doradas, no lo sentí repetitivo, cada mundo se sentía diferente y tenía que adaptarme para recoger los coleccionables. Algo que me encantó fue la rejugabilidad, a pesar que abría mundos nuevos con pasar un par de niveles, recoger todo al cien por ciento, era un reto de habilidad y de tiempo disponible.

Cada nivel fue una sorpresa para mí, en la primera parte me encontraba en la edad de piedra y luchaba con Elmer Gruñón. Luego, siguieron Sam Bigotes, Rocky y Mugsy, la bruja Hazel y finalmente Marvin el marciano, cada uno en un nivel que lo complementaba perfectamente, sobre todo a Rocky y Mugsy, ya que Bugs viajaba a los años treinta y veíamos como el par de ladrones, intentaban robar la caja fuerte de un banco.

Sé que la siguiente imagen te traerá una oleada de recuerdos. Y cómo no, si fue uno de los niveles que más me gustó, incluso llegue a jugarlo varias veces, a pesar que ya lo había completado totalmente. ¿Lo recuerdas?

Este nivel fue uno de los que más disfruté.

Pero todo no era alegría, la cámara era tan complicada de usar, ya que, en esa época yo no contaba con el Dualshock, sino con el control básico que salió con la PlayStation.

Así que tenía que mover la cámara con L2 y R2, después de un tiempo, uno se acostumbraba, pero si quieres volverlo a jugar ahora, te será un poco más complicado ya que estamos acostumbrados a mover la cámara con el stick derecho.

Fuera de esos problemas, Bugs Bunny: Perdidos en el tiempo es un clásico atemporal, si lo llegas a conseguir ahora, te aseguro que lo disfrutarás como en aquellas épocas, ha envejecido tan bien, que en poco tiempo olvidarás que estas jugando algo que salió hace veinte años.

Gracias por llegar hasta aquí, ahora me gustaría que me contaras cómo conociste este juego o si lo llegaste a jugar, déjame tu comentario aquí o en FacebookTwitter o Instagram. Y recuerda que si tienes alguna historia de #ThrowBackThursday escríbeme a mi Twitter y serás parte de esta sección.

@Relict King – Hail to the King, baby

Anuncios

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: