La piratería no solo se ha quedado en los barcos del caribe sino que abunda en casi todos los aspectos de la vida. En las industrias del cine y los videojuegos se ha convertido en un problema gigante para las productoras y desarrolladoras. Pero bueno, yo personalmente acepto que en algún momento adquirí películas y juegos piratas; no lo hice por querer hacer el mal, pero sí por la falta de dinero a la hora de adquirir productos originales.

Si bien es extremadamente difícil ponerle fin a la piratería, se han desarrollado curiosas herramientas para prevenirla, como las que estamos a punto de ver, ya que hoy en día muchos juegos cuentan con novedosos sistemas a la hora de frenar a los jugadores piratas. Desde monstruos irritantes e imposibles de vencer que aparecen de la nada, hasta mensajes en toda la pantalla, que hacen que los jugadores cada vez se den cuenta de que llegó la hora de engordar al marrano y de apoyar a la industria.

Y ustedes, ¿qué piensan de la piratería en los videojuegos?

Croatoan-9 offline.

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.