Fue un 27 de febrero, pero en 1996 cuando se lanzó en Japón las primeras ediciones de la serie bajo los nombres Pocket Monster Aka (Red)  & Midori (Green), los cuales nunca salieron de tierras niponas, pero que años más tarde y gracias a su popularidad, llegaron a occidente bajo los nombres Pokémon Rojo y Azul; sin embargo no creo que nunca nadie hubiera imaginado que no solo sería la segunda franquicia basada en un videojuego más vendida de la historia, ni que cambiaría el mundo de la forma como lo ha hecho y espero lo siga haciendo, pues le guardo un cariño muy especial. Cariño que ayer me hizo recordar cómo llegó a mis manos el juego, cuál fue mi primer Pokémon y cual sería a hoy mi Pokémon preferido en el mundo mundial. Esta es mi historia (sonó a programa mexicano de historias basadas en la vida real xD). 

En mi caso comencé con Pokémon Red, aunque confieso que nunca pude hacerlo en una Game Boy, la verdad en su momento no tenía los recursos para tener una y mi papá no me la compraría pues para él eso era una pérdida de tiempo (a los padres que lean esto: no sean así ola, pueden ser echados al agua por sus hijos más adelante cuando crezcan y tengan un blog), por lo que tuve que recurrir a los famosísimos Emuladores, que durante la gran parte de mi niñez me dieron horas enteras no solo de diversión sino de desconexión de la realidad; y ahí fue en donde todo comenzó para mí.

Starters_pokemon_la_vida_es_un_videojuego.png

Recuerdo también que esa noche por primera vez pude ver a Charmander, Squirtle y Bulbasaur y tuve que tomar una decisión importante, la más importante que había tenido que tomar en mi vida hasta ese momento, pues debía que elegir a mi compañero inicial para comenzar mi gran aventura en Kanto, en donde debía hacerme con 151 Pokémon, que iban desde Bulbasaur hasta el mítico Mew. Aquella vez no lo dudé ni un momento, fue Charmander, no solo porque era tierno y era tipo fuego, sino porque se parecía a un dinosaurio, y me encantan los dinosaurios. 

Sin embargo, con el paso del tiempo en el juego todos los Pokémon me gustaban casi que por igual, sabía que no había encontrado aún al indicado, hasta cuando en la ruta 6 me topé con un Mankey

Mankey_Pokemon_red_la_vida_es_un_videojuego.png

Sí, un changuito, el cual me  llamó tanto la atención que decidí subirlo de nivel, así con mucha, mucha dedicación, y fue cuando llegó a nivel 28 que algo mágico pasó… Este Pokémon que se enfadaba fácilmente y podía pasar de la tranquilidad a la ira en apenas segundos evolucionó y no solo se convirtió en un gran Primeape, sino también en mi Pokémon favorito de todos, tanto por su diseño como por su personalidad; además que luego de investigar supe que su nombre en japonés era オコリザル (Okorizaru), el cual es una contracción de la palabra 怒 okoru (enojado) y 猿 Saru (mono). Ahí entendí que él y yo éramos muy parecidos. 

Primeape_Pokemon_red_la_vida_es_un_videojuego

Desde que encontré a dicho Primeape, y desde que me enteré de la existencia de algunos monstruos de bolsillo misteriosos y legendarios como Mew y Mewtwo (que para mí, probablemente son los mejores legendarios de toda la franquicia), Pokémon se ha convertido en uno de mis videojuegos favoritos, además el anime, las películas y las nuevas entregas me hicieron y aún me hacen soñar un montón, así como las ganas de saber cómo será la nueva entrega para la Nintendo Switch. 

Y bueno, esa fue gran parte de nostalgia que despertó en mí este Pokémon Day. Y la verdad me gustaría conocer sus historias, anécdotas e incluso cuáles son sus Pokémon favoritos, porque al final, son esos relatos los que nos diferencian como entrenadores y como gamers (recuerden dejarlos más abajo en los comentarios). 

Espero les haya gustado esta entrada y recuerden que nos vemos en el próximo nivel. 

primeape__la_vida_es_un_videojuego_blog.png

@SoloSoyUnGamer offline. 

 

 

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.