El viaje inicia en el espacio, un escenario inspirador para los videojuegos. Dentro de la nave del proyecto Starlink empezaremos a vivir una aventura llena de acción y paisajes estelares. Ubisoft pone con este juego a los ‘toys-to-life’ nuevamente en escena, elementos que tienen un impacto fuerte dentro de la experiencia y nos adentrarán en detalle con la historia.

Atlas será el sistema solar por donde nos moveremos, nuestro objetivo consistirá en rescatar al capitán (nuestro capitán) de la nave Equinox, quien fue secuestrado por Grax, líder de La Legión. Para ello deberemos forjar alianzas con los habitantes de los distintos planetas y formar un ejército capaz de hacerle frente a los enemigos que amenazan el universo con Los Guardianes.

Con esa premisa Starlink nos suelta en su mundo, a bordo de una nave y un personaje de la tripulación, que puede ser incluso Fox McCloud (aunque solo en Nintendo Swtich). Iniciamos la aventura.

starlink.0

Puntos fuertes: Jugabilidad y universo

Este título tiene la exploración como referente, viajar a cada uno de los planetas permitirá conocer distintas especies de animales, vegetación, climas y en general escenarios para crear un mundo artístico, lleno de colores. Los paisajes son acogedores en varios momentos, ir en la nave y estrellarse con un cielo naranja (cuando acabas de salir de uno azul) es estremecedor. Moverse en el espacio también tiene su magia, entrar a un nuevo planeta se siente real, no hay pantallas de carga que te hagan soltar el mando y dejar de disfrutar cada detalle: la nave ingresa por la niebla y te sueltan.

A todo esto, le sumamos un buen aspecto jugable. El intercambio de armas y naves en tiempo real hace de Starlink una experiencia distinta. Cada enemigo tiene una debilidad y para contrarrestarla debemos adaptar nuestro vehículo, ya sea con fuego, hielo, gravedad… Con las naves sucede igual, algunas son más fuertes en movilidad y otras en defensa, al perder una puedes usar otra (como si fueran vidas). Esto añade un alto grado de inmersión que se ve bien plasmado con movilidad en el mapa, aceptable calidad en los disparos y se vive mucho mejor con los ‘toys-to-life’, ya que los cambios se deben hacer de forma física para que se vean reflejados en la pantalla.

Starlink: Battle for Atlas™_20181022175258

Puntos débiles: Sencillez por encima de profundidad

Está claro que Starlink: Battele for Atlas le apuesta a la sencillez. Que te centres en el intercambio de piezas para que vivas el viaje. Pero cuando eso deja de ser sorpresa o alguien (como quien hace este análisis) no tuvo la posibilidad de contar con los ‘toys-to-life’, la experiencia se torna monótona. Las misiones son muy repetitivas y solo los jefes presentan un reto, ante cada misión pequeña en la que debemos ayudar a nuestros aliados para hacer crecer el ejército.

Los personajes de la tribulación, los principales, son los estereotipos comunes de cada juego. El chico que quiere ser el súper héroe (Mason), la chica ruda (Razor), la ladrona intentando entrar en la sociedad (Shaid) e incluso un preadolescente (Levi) que después del segundo chiste hace que pierdas el interés en sus intervenciones. La historia es simple, pero sus actores no involucran, no crecen en medio del viaje y eso te saca de la experiencia. También hizo falta algo más de apoyo de todo el equipo, por momentos la soledad nos restringe de una mejor experiencia y los demás personajes solo son un elemento narrativo. 

Y todo esto lleva un punto en el que cuesta ir más allá de la mitad del juego, porque sabes que te vas a encontrar y con las mejoras de las armas, el único desafío son los guardianes. La propuesta de Starlink está bien direccionada, pero deberá encontrar su público. Asumir el reto de los ‘toy-to-lige’ no era nada fácil, en épocas donde los periféricos parecen ir en caída libre, pero los tripulantes de Equinox dan buenas señales para que vuelvan a alzar vuelo.

starlink-battle-for-atlas-reseña-puntuacion-lavidaesunvideojuego

¡@JDrios7, god game!

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.