Entrevistas Vida Gamer

Un sueño llamado: ‘Cattleya Gaming’

Inventar planes con los amigos es algo que todos hemos hecho alguna vez en la vida. Hablar sobre lo que nos gustaría hacer o tener, soñar con viajar, tener la mejor casa, un buen trabajo o nuestra propia empresa. Son cosas que decimos por salir del paso, que a veces quedan en el aire y en esas conversaciones nocturnas. Pero, existe la historia de un equipo de esports que logró superar la barrera de esa discusión entre amigos y convertirse en un sueño. El sueño de ser el mejor equipo de Colombia, Latinoamérica, el mundo y sus alrededores.

El inicio de todo

Eran épocas en las que andar sin tapabocas estaba de moda y aún el encierro en casa no era visto como una tortura, y, sobre todo, días en los que podías reunirte con tus amigos sin estar pensando en que estabas haciendo algo ilegal. Para ubicarnos mejor, esta historia inicia en Medellín, una de las ciudades más importantes de Colombia y donde la gente suele empezar esos proyectos sin pensarlo tanto y terminan dominando el mundo.

Era una noche normal y como toda reunión de amigos hay un momento en el que todos empiezan a sacar temas al azar, hasta que comenzaron a discutir sobre la empresa que les gustaría crear algún día en su vida. Entonces, algunos nombraron tiendas ropa, muebles y otros productos, y cuando le tocó el turno a Santiago Gallego, un estudiante de Ingeniera de Petróleos de la Universidad Nacional, sin pensarlo dos veces dijo: ‘Yo haría un equipo de esports’. Todos se detuvieron y le preguntaron cómo haría eso. Y él sin darse cuenta empezó a hablar de todo lo que se podía hacer, con cosas reales y que estaban a la mano.

Pasada esa noche y superado el guayabo, Santiago quedó con esa idea del equipo de esports en la cabeza y ahí comenzó la investigación, para comenzar un sueño que él ni siquiera tenía contemplado. «Hubo tres razones para motivarme a crear el equipo: una es que los equipos en Colombia se crearon hace tres años por mucho; segundo que los equipos de Europa, que están en el top, tenían este mismo contexto que nosotros hoy; y tercero que la LVP se constituyó el año pasado y se había profesionalizado«, contó Gallego.

Y así arrancó esto… Se juntó con un par de amigos que también sabían del tema, se reunieron y en octubre de 2019 inició el sueño llamado: ‘Cattleya Gaming’.

Creando las bases

Una cosa era estar motivado y convocar a más personas para que se subieran al bus. Pero otra muy distinta era darle forma y el primer empujón a todo esto, porque cómo el dice: «Es fácil crear el equipo, pero es difícil llevarlo y estabilizarlo a futuro. Algunos duran unos meses y se caen».

Y bueno, Cattleya aún es joven y es un proyecto que apenas empieza a crecer, pero desde el inicio hay que hacer todo bien para que funcione. Por eso la filosofía del equipo es el proceso, creer en cada paso y crear una identidad dentro de los jugadores, técnicos, directivos y demás, que entiendan que este es un camino largo, pero que en medio de él habrá grandes momentos y otros no tan buenos.

«Hay que entender el contexto económico de este sector, que está en auge y está empezando a crecer. Hoy por hoy no estamos en las ligas principales, solamente los que están en la LVP y en los torneos principales de los demás juegos reciben ingresos. Hay que trabajar sin esperar ingresos a corto plazo«.

Tomaron League of Legends y Free Fire como sus juegos bandera y para formar los equipos echaron mano de todos los recursos que tuvieron al alcance, desde ir a repartir tarjetas hasta hablar con contactos y convencerlos de este sueño. «En Medellín se realizó la ComiCon en 2019, entonces fuimos uniformados y con diferentes tarjetas. Allí se realizó un torneo 1vs1 de LoL y ahí empezamos, nos hicimos conocer y tuvimos una buena base para armar la convocatoria, además de los contactos, porque dos de mis socios fueron exjugadores. Ya después sacamos la convocatoria y empezamos».

Santiago destaca que en Colombia, aunque los esports aún están empezando a ocupar un lugar dentro de la comunidad de una forma más profesional, hay mucho talento por explotar y, sobre todo, muchas ganas por trabajar. Y esto «da facilidad para encontrar buenos jugadores y enfrentar a los equipos que ya tienen un recorrido».

Los objetivos

El origen del nombre de Cattleya Gaming no es coincidencia. Como muchos saben, la orquídea es la flor nacional en Colombia, la que nos representa ante el mundo, y cattleya es su nombre científico. Así que el gran sueño de Santiago y todo el combo de locos que le siguieron la cuerda, es convertirse en el gran referente de nuestro país, que su equipo lleve la bandera y que Isurus Gaming tiemble ante su poder en Latinomérica, que ni siquiera G2 Esports pueda contra ellos y que Faker les ruegue para que los contrate (sin exagerar).

Pero para eso aún ahí un camino y saben que deben ir paso a paso. «En LoL, nuestro objetivo es subir este semestre a la Golden League y en Free Fire, es más a mediano plazo, para subir a la Free Fire League». Eso si, quieren tener una gaming office, para trabajar mejor con sus jugadores.

Pero más allá de todo eso, de ser los mejores de Colombia, de la región o del mundo. Cattleya sueña con demostrar que un equipo puede llegar a lo más alto asumiendo todas las partes del proceso, escuchando a sus jugadores y que ellos escuchen a sus técnicos, darle la importancia a cada persona y momento, porque los esports en nuestro país aún son un mundo por explora.

Cattleya Gaming es un ejemplo de que las grandes historias no siempre las construyen los que ya son ganadores y están consagrados, sino también los que quieren llegar allá. La historia apenas empieza…

¡@Jdrios7, good game!

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: