Reseñas Vida Gamer

Reseña 11-11 Memories Retold: ¡Simplemente memorable!

Un viaje especial, un viaje lindo. Es la mejor manera de definir este juego producido por Bandai Namco, que quiere ir más allá de las historias bélicas en masas y centrarse en dos historias humanas que viven la Primera Guerra Mundial de una manera muy diferente, pero que se unen en momentos tan memorables que invaden el alma y dan una inmensa satisfacción al terminar el juego.

Memories Retold es la historia de dos soldados, uno de Canadá y otro de Alemania que por motivos diferentes a los políticos se ponen un uniforme y entran en las tropas de su país. A un lado quedan los disparos y lo principal en este juego es la historia, los personajes y la belleza de cada paisaje.

Bandai contó con el apoyo de Aardman, un estudio de animación británico que nos ha traído películas como Shaun the Sheep o Wallace and Groomit. El apartado gráfico es el gran sello de esta este relato, cada escena puede ser una pintura de Vincent van Gogh.

Historia conmovedora

Los videojuegos que dejan de lado el frenetismo y se quieren centrar en los diálogos toman cada vez más su lugar. Memories Retold nos trae una historia muy humana. Por una lado un joven enamorado que cree que para conquistar su chica debe ir a la guerra. Harry es un fotógrafo y con la ayuda de un comandante se adentra en situaciones que nunca pensó vivir. Su misión, hacer registros fotográficos de todo lo que le pidan.

Del otro lado está Kurt, un padre alemán que se enlista para ir a buscar a su hijo Max, dejando en casa a su esposa y su pequeña hija. Es un hombre que no le importan los motivos de la guerra y que solo piensa en encontrar a su hijo para llevarlo de regreso a su hogar vivo o muerto.

Con esta premisa los dos protagonistas inician su viaje y en punto se encuentran creando los mejores momentos del juego. Cuando Memories Retold nos pone juntos a Kurt y a Harry, la historia llega a su éxtasis y la jugabilidad saca su mejor provecho. Una de las mejores cosas es que uno habla inglés y el otro alemán, creando un avismo entre los dos que un punto del juego va a ser determinante para finalizar la historia.

11-11: Memories Retold_20181227220225

Ambiente gráfico 

Lo visual es uno de los motivos por los que este juego será recordado. Bandai arriesgó por un apartado gráfico muy diferente al habitual, que por momentos distrae y los detalles se pierden, pero cuando hay paisajes y los colores se mezclan se crean miles de obras de arte que durante las 6 o 7 horas que dura el juego quedarán en la memoria de todos.

Los diferentes ambientes acercan a la historia y el dan el tono poético que buscan sus creadores. Incluso las balas dejan de ser proyectiles y se convierten en rayos de luz. Las fotografías de Harry es otro punto interesante. Aunque son a blanco y negro, hacen que quieras sacar el fotógrafo que llevas por dentro y encontrar el mejor ángulo.

Los coleccionables

Muchos juegos tienen este tipo de cosas en sus mapas, siempre como excusa para que el jugador se esfuerce por encontrarlos y amplíe su experiencia. Pero, en lo personal, nunca había tenido tantas ganas por encontrarlos ¡TODOS!. Terminé el juego y no lo pude hacer. Pero cada vez que completaba uno quería seguir y tener el otro, las pequeñas historias que contaban sobre lo que fue la Primera Guerra Mundial eran muy educativas e novedosas. Entender el uso de la amapola, los uniformes, los juegos de cartas, todo era un aprendizaje. Algo ñoño, lo sé, pero hace que quiera completar el juego al 100%.

11-11: Memories Retold_20181227222904

Acciones repetidas

No todo poema es perfecto y este poema hecho juego no iba a ser la excepción. Muchas de las misiones eran iguales, ir a un lado, buscar a alguien, arreglar una radio, tomar fotos, todo muy limitado en un mundo lleno de posibilidades. Estas acciones no representaban retos mayores y los puzzles se completaban con facilidad.

Al final las decisiones eran muy pocas y los quick time event no tenían sentido, es decir, el juego pedía pulsar cuadrado para bailar, pero también otras acciones diferentes.

¿Personajes de reparto o de relleno?

Más allá de los personajes que influyen directamente en la historia, aquellos que están en el camino tienen poca trascendencia. Algunos ayudan a Kurt a escuchar palabras para escribirle a su hija, pero otros tienen diálogos salidos de contexto y que no generan un dialogo sino son un simple añadido sin sentido. 

Conclusión

Memories Retold es una gran historia, con su fallos narrativos, pero con argumentos que van a llegar al corazón del jugador y que con los distintos finales generará sorpresas según queramos definir la historia. Vale la pena invertir su tiempo en otro tipo de juegos, dejar de lado los disparos de la guerra para entender las historias que hay detrás de quienes empuñan las armas. No será un reto jugable, será una experiencia memorable.

Puntuacion-reseña-11-11-MEMORIES-RETOLD-lavidaesunvideojuego.jpg

¡@JDrios7, good game!

 

Anuncios

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.