Noticias Reseñas Vida Gamer

Así fue mi experiencia con el Acer Predator Triton 500 (Reseña)

Todos tenemos amigos que son uno o dos estratos más que uno. Y fue precisamente uno de ellos el que me prestó su Acer Predator Triton 500, un laptop gamer que, cuando tuve la oportunidad de verlo en su lanzamiento para Colombia, me llamó mucho la atención y que jamás imaginé que podría probar a mi gusto, bueno, hasta ahora que lo tuve en mis manos por más quince días y que incluso me hizo caer en cuenta que es lo más caro que he tenido a mi nombre fuera de la deuda del Icetex y de la que me dejó el ser fiador de alguien que me quedó mal… Pero bueno, no hablemos de cosas tristes, mejor hablemos de cosas sorprendentes, como este computador del que hoy les voy a contar un poco más.

Un computador ideal para lo que más nos gusta: ¡jugar!

Sin miedo a equivocarme puedo decir que el Acer Predator Triton 500 es uno de los mejores portátiles gaming que he podido ver en lo que va de año. Un equipo con un diseño ultracompacto y fino que lleva en su interior toda la potencia de una Nvidia RTX 2080, un procesador Intel Core i7-8750H y una memoria RAM de 32 GB, que se complementa, entre otras cosas, con una pantalla de 15.6 pulgadas con 144 Hz ideal para eso que más nos gusta, jugar. Aunque al final de cuentas funciona para todo lo que imaginemos, y eso es algo de lo que también les voy a contar.

Diseño que pesa un poco

El diseño del Triton 500 no cuenta con un cuerpo estrambótico, materiales o brillo deslumbrante como el de la mayoría de los equipos para gamers, al contrario, es muy sobrio y elegante, algo que va muy en línea con lo que personalmente me gusta. Tiene una carcasa metálica color negra y sutiles tonos azules que lo hacen ver muy bien. Además, desde el momento en el que lo encendemos se ilumina con luces LED el logotipo de Predator que está en su cubierta, eso acompañado por un sonido característico y algo dramático que, cuando escuché por primera vez, debo confesar me asustó un poco (¡no me juzguen, era la primera vez que encendía un Predator!).

Si bien es un computador que no tiene que envidiarle nada a un equipo de escritorio, sigue teniendo la ventaja de que lo podemos llevar a donde queramos, bueno siempre y cuando no sea un lugar peligroso. Lo malo es su peso, que es de un poco más dos kilos, aunque es aquí donde entra todo el tiempo que hemos entrenado durante el colegio y la universidad cargando maletas llenas de útiles inútiles, cuadernos, agendas, carpetas, ropa de cambio y hasta la coca (portacomidas) del almuerzo. Eso, sumado a una maleta que cuente con un buen soporte para la espalda.

Por otra parte, cuenta con una pantalla de 15.6 pulgadas Full HD, corte biselado al borde de la misma y un grosor de 0.70 pulgadas. Además es muy veloz, lo cual es una sorpresa más que agradable, ya que cuenta con un panel de 300 Hz, capaz de refrescar hasta 144 Hz gracias a la increíble tecnología de NVidia G-Sync, lo que nos permite disfrutar juegos sin desenfoques, más fluidos, nítidos y de última generación, juegos como al menos yo, no había podido disfrutar antes. Y como si fuera poco, ¡la bisagra de la pantalla se abre por completo! Lo cual fue algo que no me esperaba y la verdad es bastante cool, aunque sigo con la duda de en qué casos la utiliza uno así.

Todo bajo nuestro control

Todos disfrutamos nuestra laptop de una forma diferente, y seguramente esa es la razón por la que este equipo cuenta con PredatorSense, una aplicación que me llamó mucho la atención, con la que podemos controlar y personalizar nuestra experiencia de juego desde un solo lugar y a la cual podemos acceder en cuestión de segundos con solo oprimir una tecla.

Como tal, PredatorSense se adapta a las necesidades de cada uno de nosotros así como a las capacidades del equipo, permitiéndonos controlar la velocidad de sus ventiladores y dándonos la posibilidad de activar el modo CoolBost (aumenta la velocidad máxima del ventilador para acelerarla durante su uso intensivo), controlar su Overclocking (normal, rápido o extremo), los perfiles de iluminación, supervisar la temperatura o los procesos del sistema, así como del CPU y GPU. Pero lo más cool de todo, es que nos permite añadir diversos juegos y modificar sus ajustes, para que tan pronto vayamos a jugar uno de ellos el computador cambie automáticamente cuando le demos doble clic y lo abramos.

Además nos permite controlar el Acer TrueHarmony para elegir diversos perfiles de audio ya preestablecidos, permitiéndonos pasar con un solo clic del perfil de audio de una película por ejemplo, al de un juego de First Person Shooter.

Y por último nos permite acceder al Centro App, un lugar donde podemos manejar diversas aplicaciones, todas pensadas en complementar nuestra experiencia de juego y alimentar nuestras ganas de jugar.

Potencia de sonido considerable y envolvente

El sonido de este Triton 500 sorprende, porque tiene dos altavoces 2W que no solo tienen buena potencia, sino que además otorgan un sonido muy nítido, aunque sí me hizo un poco falta el subwoofer. Pero lo mejor de todo en este apartado es que si se suma el chip Realtek que posee con el software Waves NX 3D Sound, cada vez que jugamos con cascos se genera un efecto 3D 7.1 envolvente sin tener que comprar ningún accesorio adicional, lo cual también es algo para agradecer.

Da gusto escribir

Para muchos el tema del teclado no es tan importante, sin embargo para alguien como yo al que le gusta y vive de escribir, sí lo es. En este laptop, la ausencia de un teclado numérico se compensa con teclas mucho más espaciadas de lo común, pero sobre todo, mucho más cómodas y suaves que hacen que jugar, actualizar el blog, lanzar tweets, responder mensajes por WhatsApp Web y muchas otras tareas más de gusto hacerlas. ¡Es que es como si este teclado de membrana fuera «acolchado»!

Es de destacar también que las teclas no son nada ruidosas, algo que es una ventaja si somos de los que jugamos en la pura noche o en la madrugada. Ustedes saben, por eso de no despertar a nadie. Sin embargo, creo que varias teclas se hubieras podido situar en otras partes, no sé, por ejemplo en la parte superior del mismo.

Ah y por cierto, no nombré dos cosas que creo que vale la pena también destacar, la primera es su touchpad, el cual en general tiene un tamaño adecuado, aunque su sensibilidad podría ser mejor para que encajara perfecto con su buena respuesta a las pulsaciones. Y la segunda, es que el teclado cuenta con un sistema de iluminación RGB en cada una de sus teclas (aunque no podemos personalizar una a una sino en tres zonas separadas), iluminación que se ve bastante bien en especial en las teclas WASD, las de dirección y la del PredatorSense pues tienen un borde un poco más transparente que las otras.

10 días, 10 juegos diferentes.

Aunque conozco sobre ellos, hasta el momento no había llegado a tener un PC Gamer durante tanto tiempo, así que aproveché la oportunidad para comprobar si es que era verdad que su rendimiento era mayor al de una consola y sí, sí lo es. Es más, creo que con solo ver sus 32 GB de RAM, su procesador Intel Core i7-8750H, su GPU overclockable y sobre todo, su NVIDIA GeForce RTX 2080 Max-Q, tenía que tenerlo claro, pero igual lo hice, porque a veces suelo ser un poco terco.

Como tal, durante diez días trasnoché, aún más de lo que trasnocho en el trabajo, para probar diez juegos diferentes en modo ultra y con todos sus efectos activados al máximo, entre los que estaban juegos un poco más tranqui y otros que en verdad le exigían. Estos eran:

  • League of Legends
  • Overwatch
  • Recore
  • Apex Legends
  • Final Fantasy XV
  • Final Fantasy XIV
  • Forza Horizon 4
  • Ori and the Blind Forest
  • Metro Exodus
  • GEARS 5

Y solo puedo decir… ¡Qué laptop más brutal!

Su rendimiento es excelente, todos estos juegos han funcionado sin bajar de los 60 fps e incluso algunos de ellos superando esta cifra. Además, la potente arquitectura Nvidia Turing de su NVIDIA GeForce RTX 2080 combina tres cosas: el trazado de rayos en tiempo real (le agrega a algunos de los títulos más recientes mucho más realismo, pues lo que hace, para quienes no tenían ni idea que existía, es simular con fidelidad el comportamiento de la luz para que los fotogramas de los juegos más espectaculares visualmente se procesen en tiempo real y nos entregue una calidad casi que de película), la inteligencia artificial y el sombreado programable, algo que da una experiencia nueva, sobre todo para los que como yo, hasta ahora tienen la oportunidad de acercarse a ella.

Delgada y elegante sí, silenciosa no tanto.

Si bien es uno de los laptops más delgados y rápidos no es tan silencioso, bueno al menos no cuando le exigimos el máximo al ventilador, pues suena, a mi parecer, incluso más duro que el ventilador de la PS4, de resto, casi ni se siente, así como los ninjas.

Debo confesar que cuando le aumentaba la velocidad al ventilador, tenía que jugar sí o sí con audífonos para poder disfrutar bien de la experiencia de juego.

¿Ideal para streamings?

Claro que lo es, su rendimiento superior nos permite entregarle a nuestros suscriptores streamings con una calidad mucho más que sobresaliente, eso sí, uno de los puntos débiles en este apartado sin duda alguna es su cámara, a decir verdad, un equipo como este que está enfocado 100% a gaming debería contar con una cámara mucho mejor, pues hay muchos gamers profesionales que suelen compartir con sus fans en directos y pues lo ideal sería que en él estuviera todo incluido.

No se ve ni la mitad de mi guapetura :V

No solo de juegos vive el hombre

Además de probar este compu divirtiéndome jugando como si no hubiera mañana, como a cajón que no cierra, como a… Decidí ponerlo a prueba en otras tareas de mi día a día, en este caso enfocadas a este blog, que como ustedes ya lo saben, también es su blog.

Así que también lo utilicé para trabajar con programas de diseño, de edición de audio y de edición de video. La experiencia: muy buena, no tuve ningún problema, al contrario me sorprendí bastante al ver que los formatos RAW se pueden manejar muy rápido así como con lo poco que en ella se demoran los renders, era como «voy por un vaso de agua», y cuando llegaba de vuelta ya estaba listo todo.

Batería con un rendimiento que no está mal

Normalmente cuando jugamos o hacemos tareas que le exigen un poco más al computador, la batería se agota más rápido. En este caso el Triton 500 cuenta con algo llamado Nvidia Battery Boost que lo que hace es que incrementa hasta dos veces el rendimiento de la batería. Lo único que sí noté, es que cuando se juega solo con la batería, los juegos más exigentes se ponen un poco lentos y a veces se sienten cortes en ellos, algo que no pasa cuando estamos conectados a la corriente directa.

Hablemos rápidamente de la conectividad

Este Predator cuenta, además de todos los puertos que les enlistaré más adelante, con Bluetooth 5.0, perfecto para conectar los cascos/auriculares o el control de una consola para jugar, algo que lo ayuda a ser muy completo.

Ahora sí, mi humilde opinión.

Aquí perfectamente podría resumir todo lo que les escribí a lo largo de la nota, sin embargo prefiero dejarles mi opinión personal. Y es que el Acer Predator Triton 500 no es una máquina, es LA MÁQUINA, esa que añoramos tener para llevar a todas partes para divertirnos, jugar con amigos o competir. Tanto así que su potente hardware lo podría posicionar a la altura de cualquier equipo de escritorio. Y creo que con eso lo digo todo. Sin embargo, me da un poco de pesar y envidia saber que su precio es como la persona de nuestros sueños: inalcanzable. Bueno a no ser que seas Batman, un gamer profesional (para ellos es que está pensado este laptop), un millonario o simplemente ganen muy bien, pues cuesta entre $9.000.000 y $12.999.000 (pesos colombianos) de acuerdo a la versión que elijan.

Confieso que mientras escribía el párrafo anterior esperaba que apareciera el vientico de la Rosa de Guadalupe junto a una nota diciendo «tranquilo, bajo tu cama dejé uno igual para ti».

Lo Mejor:

  • Rendimiento excelente.
  • Formato compacto, delgado y de sensación sólida.
  • Posibilidad de overclock.
  • Temperaturas bajo control.

Lo Peor:

  • Como tal, la estructura de su pantalla no es tan sólida.
  • No cuenta con lector de tarjetas.
  • Ventiladores ruidosos cuando se le exige un máximo rendimiento al procesador.
  • No cuenta con iluminación RGB por tecla en el teclado (aunque esto es más de gusto personal).

Si les gustó esta reseña y además tienen el dinero para hacerse con este laptop full gamer (¡tas, tas, tas!), investigué un poco y encontré que lo venden en la tienda Acer que está en Unilago, en Alkosto, Éxito y Ktronix. Si por el contrario les gustó pero no tienen la plata, avísenme y lloramos juntos.

Me despido con una pregunta, no sin antes darle las gracias a mi amigo Sergio, quien fue el que me prestó este equipo para la reseña.

Y a ustedes… ¿Les gustaría un compu como este en su vida? Déjenme su respuesta más abajo en los comentarios o en Facebook, Instagram o Twitter.

¡@SoloSoyUnGamer AFK!

Anuncios

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: