Reseñas Vida Gamer

¡Icen las velas, que aquí llega One Piece: Pirate Warriors 4!

“Hubo una vez un hombre llamado Gol D. Roger, el Rey de los Piratas, poseedor de fama, poder y riquezas inimaginables. Antes de morir en la orca estas fueron sus últimas palabras: —Mi fortuna es de quien la quiera, pero tendrá que encontrarla primero. Dejé todo lo que poseo escondido en One Piece. —Entonces los piratas de todo el mundo zarparon hacia el océano de La Gran Línea en busca de One Piece, el tesoro que haría sus sueños realidad…” Con estas palabras millones de fans iniciaron una aventura inolvidable a manos de Eiichirō Oda (su creador), aventura que podemos disfrutar como auténticos piratas del manga y del anime, gracias a Omega Force y a Bandai Namco, quienes nos ponen, este 2020, en la piel de Luffy “Sombrero de Paja” y sus amigos en One Piece: Pirate Warriors 4, para PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC. Así bien, empecemos con la reseña de este frenético juego de acción.

Un juego convertido en “saloma”.

La primera impresión que me llevo es el increíble apartado artístico de esta cuarta entrega, y es que es evidente el empeño por mejorar cada animación con respecto a sus juegos anteriores, viéndose movimientos más fluidos, tanto en los combates como en las cinemáticas, dejando de lado la estética cómic que venían manejando y acercándose un poco más a la adaptación en anime que tiene la serie; incluso han agregado los efectos de sombreado a rayas que tanto se ven en los momentos dramáticos. De igual manera, los escenarios se muestran muy detallados, un complemento que llega a perderse entre la velocidad que maneja el juego, pero que no sobra y podremos notar sin dificultades cuando nos detenemos un poco entre las golpizas. Por otro lado, tenemos la variada y espectacular composición de Satoshi Seki, que termina dándonos el empujón final por la borda y caer de lleno en la inmersión que nos provoca este título; pues cada escenario y situación viene acompañada de música que nos hará sentir que somos miembros de la tripulación, ya sea peleando en las calles de Alabasta o en La Guerra de Marineford.

Un solo bocado de la fruta del diablo.

Bien es sabido que solo es necesario un mordisco para adquirir los poderes que otorga una de estas frutas, lo mismo sucede con One Piece: Pirate Warriors 4, una sola partida es suficiente para quedarse enganchado; pues te sentirás como el mismo Luffy cuando empiezas a pelear contra hordas inagotables de enemigos, acabando con cientos e incluso miles de estos en cada misión. En efecto, este título, igual que sus entregas anteriores, es un hack and slash del genero musou, donde tenemos que cumplir objetivos específicos en cada mapa, a medida que nos abrimos paso en mares de personajes hostiles, en donde la ejecución y combinación de diferentes combos son de vital importancia para provocar serios daños al ejército que nos enfrentamos. A propósito, tenemos la posibilidad de jugar con más de 43 personajes del universo One Piece, desde nuestro querido “sombrero de paja” hasta el gigantesco Kaido; cada uno con sus propias habilidades parar llevar a cabo nuestras metas. En consecuencia, todos ellos, héroes y villanos, tienen un tipo de combate, siendo estos:

  • Tipo poder: centrado en la fuerza, hace que tus enemigos generen una onda de choque cuando golpean el suelo o las paredes con tus golpes.
  • Tipo velocidad: centrado en la resistencia (vital para esquivar ataques), se reduce su consumo tanto en combate terrestre como en combate aéreo.
  • Tipo técnica: centrado en habilidades únicas, que modifican el campo de batalla, concentrando a los enemigos para realizar eliminaciones más devastadoras.
  • Tipo cielo: centrado en combate aéreo, su explosión de fuerza (habilidad que aumenta tus estadísticas) reduce considerablemente el uso de resistencia, además que se mantendrá en el aire mientras esta dure.

Igualmente, es importante resaltar el sistema de progresión en el juego, el cual está centrado en islas que representan una habilidad o estadística específica, estás pueden ser usadas a cambio de monedas y bayas, un número determinado de veces, aumentando de a pocos nuestro desempeño en la campaña. Los recursos necesarios los irán dando por cumplir determinadas tareas en cada episodio, apareciendo al final de estos el acumulado según nuestro desempeño en combate.

We are, we are…

Para finalizar, quiero hablar del componente histórico en este videojuego, el cual pasa por los arcos más trascendentales, desde Alabasta hacia adelante, siendo un excelente homenaje para los fanáticos de One Piece, sin embargo, la historia tiende a dar ciertos saltos que harán perderse un poco a los piratas novatos, saltos que siempre explicará el narrador en un breve resumen de cómo va nuestra aventura hasta el momento; eso sí, puedes estar seguro que resaltarán los instantes más emotivos del anime, logrando quebrar la voz y humedeciendo los ojos del más duro corsario. Aunque, sí se evidencia una censura con respecto a la sangre, especialmente en los cortes de escena.

También, creo importante resaltar el multijugador online, que nos permite luchar junto a otros jugadores en las misiones donde hay diferentes personajes en el mapa, siendo esta una excelente movida por parte de los desarrolladores, dándole algo más de vida a un juego que si bien es muy entretenido, puede llegar a convertirse en algo monótono, pues los objetivos en los escenarios suelen ser muy parecidos entre unos y otros. Igualmente hay ciertos errores en la traducción al español, especialmente en la interfaz, los cuales no son muy importantes, pero si te llegan a desconectar un poco de lo que debería ser una obra muy pulida.

No habiendo más por decir, el equipo de La Vida es un Videojuego le pone la siguiente calificación y lo recomienda, tanto a los apasionados por One Piece, como para quienes navegan por La Gran Línea por vez primera.

Ahora cuéntame ¿Ya has probado One Piece: Pirate Warriors 4? ¿Te hemos ayudado a tomar una decisión entorno a su compra? Déjame tu comentario aquí abajo o en Facebook, Twitter e Instagram.

Nota del editor: Una saloma es un tipo de canto de marineros, usado para aumentar la moral de la tripulación (para que no tengas que googlearlo 😅).

Calachoowie te dice, see you, space cowboy…

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: