Reseñas Vida Gamer

Superliminal en donde todo es cuestión de percepción

En la mayoría de videojuegos que existen, la forma de avanzar por la historia es clara y solo hay que presionar el botón de adelante para avanzar (bueno y venciendo alguno que otro enemigo en el camino). Pero qué sucede cuando las cosas que para nosotras son obvias… ¿no lo son? Cuando el camino parece cerrado y se piensa que no hay salida, tenemos que pensar de otra forma, ver las cosas de otro modo y decidir no con los ojos, sino con la cabeza: bienvenidos a Superliminal.

Superliminal no es un videojuego que se centra principalmente en el contenido de la historia, pero, aunque presente, su énfasis se centra más en la experiencia que el jugador tendrá a través de los diferentes niveles. La idea es poder completar el 100% del recorrido para poder ‘despertar’ e incluso se anima a completarlo en el menor tiempo posible para ganar un par de logros.

En cuanto a la parte gráfica, esta es muy sencilla pero sobre todo pulcra y en muchos casos juega un papel importante a la hora de que el jugador se sienta en un mundo extraño y diferente. Las ilusiones creadas son espectaculares y la forma en la cual reaccionan los objetos al manipularlos está muy bien lograda… sobre todo bajo el concepto de percepción. Creo que hubiera podido haber un poco más de variedad en los acertijos, sobre todo los relacionados a las interacciones. Si bien en muchas partes del título la intención de los desarrolladores era que el jugador disfrutara de la experiencia, estas se vuelven un poco tediosas al no tener interacción alguna.

Superliminal no es un juego complicado de entender ni de jugar. Con movimientos sencillos hacen que sea un gameplay fácil y sin ningún misterio. Muchos de los objetos no se pueden manipular, lo que hace que en ocasiones el título se sienta un poco cuadriculado y le resta un sentido de libertad.

Junto a esto, el sonido que utiliza es tranquilizador y cambia drásticamente dependiendo del lugar en el que estemos. La voz del narrador refleja calma y hace de la experiencia algo liberador y relajante. Además de contarnos la historia y lo que sucede dentro del mundo de Superliminal, aquello que nos guió durante la aventura nos deja una reflexión muy interesante… algo que nos hace pensar, no como jugadores sino como seres humanos.

Quiero felicitar a Pillow Castle por este excelente juego. Si bien hay cosas que restan un poco a que la experiencia sea perfecta, el videojuego promete una experiencia y una inmersión sin igual, en donde lo obvio no es lo correcto y lo que consideramos como común es la llave para avanzar.

Sin duda recomiendo darle la oportunidad a Superliminal. Es de esos juegos que causan emoción al jugarlos sobre todo por que son novedosos y se enfocan en el usuario. Siento que hubiera podido ser un poco más largo, y que la interactividad con los objetos hubiera sido mayor; incorporar más acertijos le daría un nivel de dificultad mayor… pero bueno, eso es lo que yo percibo 😉

¿Tienes ganas de probarlo este novedoso título? Déjame tu respuesta más abajo en los comentarios o en FacebookInstagram o Twitter.

Croatoan-9 offline.

Anuncios

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: