Reseñas Vida Gamer

Diseña tu infierno ideal con Hell Architect-Reseña

Llegas cansado del trabajo, con rabia acumulada hacia tu jefe o tus compañeros, piensas que no puedes soportar un minuto más a la gente, necesitas algo para desahogarte y sacar toda esa ira sin hacerle daño a nadie o bueno al menos no a una persona real, pues hoy te traigo la solución a tus problemas.

Woodland Games y Leonardo Interactive lanzaron el 18 de agosto Hell Architect, un simulador de construcción que te lleva a disfrutar el mismísimo infierno.

¿Necesitas trabajo?

Si hace rato estás buscando trabajo y has estado en miles de entrevistas aburridas, donde te dicen “no nos llames, nosotros te llamamos”, con este juego lo conseguirás, al ser contratado directamente por Lucifer, te convertirás en nada más y nada menos que el arquitecto del infierno.

No te preocupes no tendrás que trabajar solo, tendrás a tu disposición un grupo de pecadores que harán lo que les ordenes. Al inicio solo tendrás 4, pero creo que son suficientes para hacer las primeras excavaciones y recolección de materiales, igualmente a medida que pasan los minutos van apareciendo más y más, por si alguno ha tenido algún “accidente”.

Infierno tortuoso

Ahora pasemos a la mejor parte de este juego, las torturas, como te comenté anteriormente tenemos a unas personitas para que nos ayuden a construir nuestro infierno ideal, pero estas no son buenas, están aquí porque han cometido algún pecado, entonces “de vez en cuando” o siempre, tu eliges que tan malo ser, puedes pedirles que construyan su propia máquina de tormento.

Tienes bastantes opciones, desde sartenes gigantes con aceite hirviendo hasta la famosa doncella de hierro, lo ideal es que estos produzcan el suficiente sufrimiento a los pequeños pecadores para poder desbloquear nuevas construcciones y centros de investigación.

Si algún pecador te llegara a caer mal, no quiere trabajar o simplemente te estorba, puedes usar una opción más drástica, la muerte, pero no una tranquila, una horrible y dolorosa, así que también hay diferentes opciones, ser comido por unos bichos gigantes, sacarse el mismo los ojos y otras que te dejaré descubrir.

El sufrimiento no termina

Seguimos disfrutando de la diversión, aunque los pobres humanitos no, no todo son máquinas de tortura, ellos también tienen necesidades que debemos cubrir; deben comer, usar el baño, dormir, tomar agua, por eso tenemos también diferentes opciones para construir: una hermosa caja para soñar, una letrina vieja o una granja de carne podrida para calmar el hambre, este juego siempre mantendrá su toque cómico que hará sacarte una sonrisa al ver el comportamiento de estos personajes tratando de comer y cocinar.

Arquitectos expertos

Despidamos esta reseña con el apartado más importante del juego: la construcción, todo es muy sencillo, con un solo click tus esclavos pueden excavar, recolectar materiales como carbón, piedra, cristales especiales, entre otros, luego planear las habitaciones o salas que quieres tener, puedes hacer lo que quieras. Por mi parte no hice mucha planeación y luego me quedaron varios baños juntos, cajas en fila y centros de tortura al lado de la comida, pobrecitos mis pecadores. 😛

A medida que construyas y amplíes tu infierno podrás desbloquear otros edificios, comodidades, trampas y mucho más, además puedes tener tantos pecadores como quieras, así serás el mejor trabajador del infierno.

Si después de esta reseña quieres torturar pecadores y trabajar para Lucifer puedes jugar Hell Architect en tu PC desde Steam.

¿Cuál es el pecado que crees te llevaría al infierno? Déjame tu respuesta más abajo en los comentarios o en FacebookInstagram o Twitter.

@Alejaraz ¡Ad Victoriam!

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: