Reseñas

Quest for Infamy: lo que pensamos de este point and click

Me llega a la memoria por allá en los años 90 jugar varios juegos point and click populares, y con ellos sumergirme en grandes historias de piratas y magos. En estos días tuvimos la posibilidad de probar un título de los chicos de Infamous Quest y Ratalaika y tenemos algunas impresiones que queremos compartir con ustedes.

En cuanto al mood noventero, pixel art, point and click dieron en el clavo. La parte gráfica está muy bien lograda dentro del juego, mejorando enormemente al mostrar los personajes con los cuales interactuará Roehm, el sujeto infame al que controlaremos en esta aventura. Es tan amplio el detalle que incluso podremos ver las mejillas ruborizadas de algunos de ellos, permitiendo un poco más de cercanía y recordar nombres más fácilmente. Los entornos no se quedan atrás y también plantean un apartado artístico de alto nivel, enfocándose en elementos que llaman la atención y que hacen que uno los detalle con ganas. La parte de GUI mantiene la tendencia pixel, y los elementos extra como el inventario, o el menú de la hora del día son bien hechos y sencillos.

Ahora la parte negativa: el inicio del juego, en donde elegimos comenzar una nueva aventura o continuar otra, la verdad está dejada de lado, da la impresión que no tuvieron tiempo para meterle cariño y simplemente está. También, si bien los NPC y personajes tienen algo de detalle cuando se está jugando (no cuando se enfocan mientras se habla con ellos), algunos enemigos dan un poco de pesar y es preferible acabar con su sufrimiento visual lo antes posible.

El audio va de maravilla con tonadas en bits y melodías medievales que afectan positivamente el feeling del juego. Algunos efectos de movimientos están un poco desfasados, pero no impiden mantener la concentración de lo que sucede en la pantalla.

Hablando de historia, es un título divertido e interesante que comienza con un prólogo visual y continúa con la aventura del personaje en el pueblo de Vollksville, mientra descubre secretos y forma un lazo de amistad con varios habitantes del lugar y sus alrededores. Bien sea escogiendo el camino del “Sorcerer”, “Rogue” o “Brigand”, se aprenderán nuevas habilidades y se encontrarán diferentes misiones que debemos seguir para llegar al tan anhelado final de la aventura. Quedé gratamente sorprendido con la cantidad de posibilidades que hay para interactuar con personajes, lugares y objetos: hay mucho lore y mucha información que aprender y literalmente casi todo se puede analizar. El humor que se maneja es bastante negro pero logra sacarle varias risas al jugador.

Pero, no todo es color de rosas y hay ciertos elementos que son bastante molestos, sobre todo cuando se juega en consola. Estamos acostumbrados siempre a salir de todas las interfaces o menús usando círculo, sin embargo esto no funciona aquí y hay que desplazar el puntero hasta la opción de “Exit” o similar. En unos casos incluso llegó a borrar un punto de guardado que tenía, lo cual incrementó un poco mi nivel de estrés al tener que iniciar casi desde el comienzo. Otro elemento un poco complejo al inicio es la falta de un mapa, es cierto que este se recibe al avanzar un poco más en el juego, pero creo que hubiera sido muy útil tenerlo desde el comienzo de la partida. Además de esto el nivel de lógica que hay que tener para solucionar las misiones es muy alto, incluso al nivel que hay que buscar guías o ayudas online para avanzar… esto se mezcla con la poca o nula ayuda que tiene el jugador para seguir los objetivos y llegar a resultados exitosos. Otro elemento que quizás no me pareció tan entretenido, fue el hecho de parar drásticamente una acción que se estaba realizando, para cumplir un evento o cinemática obligatorio del juego; considero que se debería permitir al usuario completar aquello que se hacía, para luego continuar con ese momento de la historia.

Aparte de lo anterior algo que me gustó y me pareció interesante fueron las diferentes actividades o puzzles y los combates; son un poco complejos de entender, pero son divertidos, entretenidos y consiguen ser en cierto modo novedosos.

Luego de haber revisado todo lo anterior y de haber jugado Quest for Infamy, aquí, en La vida es un videojuego, le damos una puntuación deee (suenan tambores):

Recuerden que, si quieren probar este juego, lo pueden adquirir a través del siguiente enlace para PC, aquí para PS4 / PS5, para Xbox aquí y en este para Nintendo.

Croatoan-9 sorry, but the princess is in another castle.

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: