Reseñas Vida Gamer

Octopath Traveler II, una amalgama entre lo retro y lo nuevo

Después del estupendo trabajo que pude ver en Live A Live con el estilo HD-2D, quedé enamorado de lo mágicos que pueden verse los mundos creados así. Por lo que, cuando se anunció el título que hoy llama nuestra atención, me ofrecí con ahínco para poder reseñarlo, más sabiendo que la historia era independiente a su predecesor y sabiendas del mismo cariño que hemos visto en Square Enix cuando se trata de combinar lo retro con lo nuevo. Sin más preámbulos, La Vida es un Videojuego te trae las primeras impresiones de Octopath Traveler II.

Solistia

Este videojuego nos brinda de entrada un deleite visual, no porque sea un título que use los gráficos que gastan los chochomil teraflops que ahora le importan a los “gamers”, sino por el contrario, porque con muy poco consigue crear un mundo lleno de magia y fantasía. Square Enix siguió con la estética de su predecesor, combinando escenarios en tercera dimensión con personajes hechos en sprites, que recuerdan a la cuarta generación de videoconsolas, cuando Final Fantasy y Dragon Quest eran los reyes del RPG en los gloriosos noventa.

En consecuencia, terminamos en un mundo (Solistia) que resalta sencillez y viveza en cada rincón, uno que llama constantemente a ser explorado en su totalidad. Aquí tendremos que recorrer todo tipo de biomas, desde verdes llanuras y desiertos agrestes, hasta montañas escarpadas y bosques tuguriosos. Más ahora, que el día y la noche afectan la forma en cómo se relacionan nuestros protagonistas con el mundo, observando que ciertos NPC cambiarán de lugar de acuerdo a la jornada en la que te encuentres.

Del mismo modo, la música está a cargo de Yasunori Nishiki, quien fuera el compositor de la primera entrega y quien además ha colaborado en otros grandes del RPG, entre los que destacan Final Fantasy VII Remake y Kingdom Hearts III. Por lo que, para esta ocasión la ambientación es de nuevo impecable, imprimiendo de forma orquestal todas las emociones que necesita la aventura, ya sea el drama y la tristeza, o la epicidad de luchar contra nuestro destino.

Complejidad gradual

Algo que llama mucho la atención en todos los RPG es la complejidad implícita en varias de sus mecánicas, que, para muchos casos, terminan alejando a más de un jugador que no tiene la paciencia de aprendizaje que estos videojuegos piden. Sin embargo, Octopath Traveler II se toma el tiempo de enseñarnos de forma gradual cada una de sus mecánicas, entendiendo fácilmente qué es lo que nos va a deparar en todas sus ocho historias. Así bien, el primer capítulo de cada personaje nos presenta las mecánicas de las habilidades únicas de nuestros héroes, poniendo especial énfasis en estas para entender el rumbo que tomará la aventura. Conjuntamente, nos encontramos frente varias ya conocidas en el género, por ejemplo, la personalización de equipo, la subida de nivel, el aprendizaje de habilidades, los estados de nuestros personajes representados en números y, obviamente, combates aleatorios por turnos.

No obstante, en estos últimos se implementan pequeñas cosas que los hace más entretenidos: lo primero son los Puntos de Impulso (PI), los cuales mejoran todas nuestras habilidades: ¿quieres atacar más fuerte? ¿Alargar la duración de un buff? ¿Emperrar aún más un estado negativo? Lo único que debes hacer es activar tus PI, que se pueden acumular por turno hasta cinco veces (si no los usas) o gastar máximo tres para cuadriplicar el efecto de dicha habilidad.

Lo segundo es el Potencial, una especie de límite que se va llenando cuando recibimos golpes o rompemos la guardia de nuestros enemigos. Este Potencial te da la posibilidad de ejecutar una acción concreta según el personaje, que combinada con los puntos de impulso será extremadamente devastadora.

Y tercero, los puntos de guardia de nuestros rivales, representados como un escudo al costado izquierdo de sus nombres. Estos se pueden reducir atacando con el arma o elemento al que son vulnerables y una vez roto, quedarán aturdidos durante el presente y siguiente turno, abriéndote una ventana para infligir mucho castigo.

Todo lo anterior lleva a que el combate sea muy estratégico, pues debes procurar reducir las acciones de los enemigos rompiendo su guardia, pero también debes saber en qué momento gastar tus puntos de impulso y en qué otro acumularlos. Sumado a la variación que aportan los Potenciales o los tipos de arma específica que usa cada personaje.

Ocho caminos, múltiples posibilidades

Cuando vamos a iniciar nuestro viaje, tenemos la posibilidad de escoger a uno de ocho protagonistas, cada uno de ellos con sus propias motivaciones, lo cual ya de entrada, le aporta una trama enorme a la aventura.

  • Throné: Una ladrona que busca ser libre de su fatídico destino.
  • Osvald: Un erudito que busca vengarse del hombre que le arrebató todo cuanto amaba.
  • Temenos: Un clérigo que busca justicia por el asesinato del líder de su culto.
  • Agnea: Una bailarina que solo quiere llevar felicidad a todos los que escuchen sus canciones.
  • Partitio: Un mercader curiosamente abnegado, que busca eliminar la pobreza del mundo.
  • Hikari: El heredero de un imperio que está determinado en recuperar su trono y a su gente.
  • Castti: Una boticaria con amnesia, que busca respuestas sobre su pasado.
  • Ochette: Una cazadora que busca la salvación, no de sí misma, sino de la de su isla y sus habitantes.

Ahora bien, durante todo el primer capítulo aprenderemos a usar dos habilidades únicas por personaje que serán vitales en la exploración de Solistia. Me refiero a la Senda Día y a la Senda Noche, las cuales son las formas en que nuestros héroes se relacionarán con los demás habitantes del mundo (sumemos a esto la posibilidad de cambiar las veces que quieras entre ambas jornadas presionando solo un botón).

A saber, hay básicamente cuatro acciones por realizar con los NPC, las cuales son: quitarles los objetos, obtener información de ellos, aturdirlos y, finalmente, hacer que nos sigan y nos brinden sus habilidades. La diferencia está en la jornada y el protagonista que ejecuta la acción. Por ejemplo, Throné puede robar objetos a la luz del día a partir de un porcentaje según la rareza del mismo, pero Agnea logra pedir los objetos en la noche y solo depende de su propio nivel para obtenerlos; Osvald puede recibir información de día, en cambio, Temenos puede sacarla a golpes por la noche. Por tal razón, depende de nosotros buscar la forma más óptima de explorar Solistia, ya que, fallar en estas acciones repercutirá en tu reputación, provocando que luego no puedas realizar ninguna de estas habilidades. En muchos casos será más sencillo incluso pagar una pequeña suma de Hojas (dinero), para obtener lo que buscas (Partitio y Hikari te ayudarán en esto).

Poderosamente Octopath

Si bien, cada protagonista tiene su propia historia, puedes ir reuniendo a todo el equipo mientras exploras. Siendo así, es increíble la posibilidad de pausar tu aventura mientras juegas el primer capítulo de cada nuevo compañero. Esto te permite avanzar de forma paralela en todas las tramas e incluso, en determinados momentos se desbloquearán conversaciones entre los héroes, que mostrarán un poco su personalidad y cómo se empiezan a estrechar sus vínculos. Además, podrás disfrutar de capítulos conjuntos, lo que quita la sensación de que cada aventura va por su lado, sin relación con los otras.

Octopath Traveler II, ha logrado ofrecer un RPG demasiado fuerte en todos sus aspectos, con un apartado gráfico bellísimo, demasiadas horas de juego a cuestas, una historia que se desenvuelve poco a poco y mecánicas solidas que te enganchan desde el primer momento. Un videojuego que no está pensado tanto para aquellos que solo quieren acción por montones y gráficos ultra realistas, sino para los amantes del RPG. Ese nicho que disfruta de una buena trama y posee la sensibilidad para emocionarse por las estéticas alternativas o las historias llenas de subidas y bajadas emocionales.

Hasta aquí mi reseña, te dejo porque te esperan ocho caminos por delante. Antes de irte, respóndeme, ¿ya probaste este título? ¿Con quién empezaste tu aventura? ¿No amas el HD-2D? Déjame tus respuestas aquí abajo en los comentarios o en Facebook, Twitter e Instagram.

Calachoowie te dice, see you space cowboy…

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: