Curiosidades Noticias Vida Gamer

En sus inicios, Donkey Kong 64 contaba con una escopeta que aterró a Shigeru Miyamoto

Donkey Kong 64 es un juego recordado y querido por muchos, muchísimos de nosotros, y que, además del paso del tiempo, vuelve a sorprendernos una vez más. Aunque bueno, esta vez con una curiosidad de su desarrollo que sale a la luz 20 años después.

En una charla con GamesRadar para un especial por los veinte años del título, un antiguo trabajador de Rare: George Andreas contó que, durante el desarrollo de Donkey Kong 64 se tenía contemplado en el juego que el protagonista pudiera usar una escopeta realista, algo que aterró al maestro Shigeru Miyamoto cuando le enseñaron el juego.

«Encendimos el juego, vieron el rap y empecé a correr con DK. Me desplacé con algunas lianas, cogí unas cuantas bananas y empezaron a sonreír de forma sincera. Entonces apreté un botón y saqué el arma. No era un arma con texturas como podrías esperar, era una escopeta realista con balas volando alrededor y unos efectos de sonido terribles».

Un arma que Andreas sabía que tenían que sustituir por algo que encajara más con el tono tranquilo del juego, pero que olvidó que estaba ahí.

«Estaba disparando a castores, y cuando me giro veo el horror en la cara de Miyamoto. Entonces sonrió y cogió algo de papel y lápiz para dibujar un arma con forma de coco delante de nosotros. Dibujó algunas hojas y me la dio. Le miré y le dije ‘Oh, sí, esto me gusta mucho, lo podremos en el juego’ y el arma coco se añadió después de eso».

Y fue así como surgió la Coconut Gun, un arma hecha con el tronco de un árbol, en donde una de sus ramas funciona como culata y con un interior en donde se disparan cocos. Deliciosos y refrescantes (aunque eso sí, muy peligrosos) cocos.

¿Un cambio bastante acertado no te parece? Déjame tu respuesta más abajo en los comentarios o en FacebookInstagram o Twitter.

¡@SoloSoyUnGamer AFK!

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: