Curiosidades Vida Gamer

The Clone Console Wars

En las últimas dos décadas se ha llevado a cabo un enfrentamiento entre los consumidores de los videojuegos, que muchas veces poco importa a las compañías que crean y desarrollan el hardware. Esta es una riña, llamada la Guerra de Consolas, cuyos campos de batalla son Facebook y YouTube, librada a partir de memes afilados y comentarios terriblemente tóxicos. Además, está alcanzando su punto álgido, ahora que sabemos que en menos de un año llegará al mercado la novena generación. Pero, ¿sabías que detrás de esta absurda batalla, se viene gestando otra pugna de videoconsolas? Una lucha que habíamos pasado por alto, pero que puede llegar a ser más agresiva, ya que no estamos hablando de un terreno exactamente legal y donde cualquier acto está limitado por la ética y la poca creatividad que tienen sus creadores. Así bien, La Vida es un Videojuego te presenta: The Clone Wars, es decir, Las Guerras de Consolas Clones.

Para iniciar, es necesario resaltar las características que tienen estás consolas y es su excesivo parecido a las que actualmente están vigentes, así es, estos clones pueden cambiar de forma de año tras año, como un Ditto mal entrenado, copiando la apariencia de las videoconsolas, especialmente de la quinta generación en adelante. Otra de sus peculiaridades es la de mantener el mismo hardware año tras año, ofreciendo la inolvidable tecnología de una Nintendo Entertainment System, de 8 bits (no en todos los casos), con juegos incorporados, que normalmente no pasan los 10, de ahí en adelante son los mismos, con modificaciones entorno a la apariencia y jugabilidad. También es preciso hablar de aquellas que tratan de superar a sus predecesoras, ofreciendo sistemas de emulación, en donde se puede acceder a juegos de diferentes generaciones en una sola consola. Ahora bien, te presentaré una lista de estas, desde la quinta generación de consolas a la octava, con sus respectivos clones más emblemáticos:

Quinta generación.

Es imposible imaginar el mundo de los videojuegos sin llegar hablar de la primera PlayStation y por tal razón, también posee el clon más conocido de todos, la PolyStation, que ofrece cientos de juegos de la mítica NES e incluso tiene las dos presentaciones que hubo en el mercado, tanto la grande como su versión PS one. También es posible encontrar, en Europa oriental una Magistr Drive II, basada en la Sega Saturn, pero que reproducía juegos de Sega Genesis.

Sexta generación.

En el 2001 Microsoft entró a la escena de las videoconsolas y con ellos también llegaron clones que buscaban cubrir su aspecto, y para ello tenemos a Battman (con dos T, ya saben, para no afectar el copyright), la cual es una NES con forma de Xbox y controles de PlayStation, para que así todos se ofendan al tiempo. A la vez, PolyStation no se queda atrás y saca su respectivo clon, que a fin de cuentas sigue siendo solo un cambio de carcasa. Aunque, igual se atrevieron a lanzar una miniPolyStation 2, la cual tenía la forma de una PS2 Fat, pero muchísimo más pequeña, esta contaba con un pequeño display (en la bandeja) que reproduce los juegos del clásico Brick Game 9999 in 1. Por otro lado, tenemos a la Treamcast, una consola clónica que curiosamente ofrecía los mismos juegos y accesorios de quien estaba basada, incluso llegaba a mejorar la experiencia, ya que no contaba con las limitaciones de región que tenía la Dreamcast y tenía una pequeña pantalla integrada como la PS one, sin embargo, Sega ganó el pleito legal obligando a esta belleza a retirarse de la pasarela.

Séptima generación.

A medida que avanzamos nos encontramos con un florecimiento de la industria y es que la Nintendo Wii será una de las principales víctimas del mercado clónico, apareciendo en remates, nombres como MiWi, Wü, WiWi, Vii (y otros más absurdos), ofreciendo ahora en las cajas accesorios como raquetas, escudos y pistolas, que según la leyenda en la portada, describía una máxima inmersión y diversión. Destino parecido tendría la Xbox 360 y su X-game 360. Además, PolyStation seguiría haciendo lo suyo y sacaría su tercera edición, ya sea en forma de un PS3 Fat o Slim.

Octava generación.

Para terminar, encontraremos a nuevos competidores en la contienda de las Guerras Clónicas, que, si bien estuvieron anteriormente, lograron tomar terreno en esta generación. Y es que no sabría si calificar de creativos o prosaicos a quienes se les ocurren estas consolas. De esa manera, aparece NanicaStation, quien ha logrado obtener ventaja sacando clones como la Nanica Smitch, consola de 800 juegos que incluye mandos inalámbricos, así es, ¡inalámbricos!, o la NSP, una NanicaStation Portable, lo que muestra que ni siquiera las consolas portátiles se salvan de ser clonadas. Sin embargo, es importante destacar que Nanica ha logrado sacar accesorios alternos a los clones, como controles, manubrios y otros periféricos que funcionan en consolas de la séptima y octava generación, convirtiéndose en una alternativa de productos genéricos y económicos.

Sé que se me han escapado un montón, pero es una lista demasiado larga, que tal vez más adelante incluyamos en un podcast, no habiendo más por decir, cuéntame, ¿has tenido la oportunidad de probar alguno de estos clones? ¿Conoces otros que no he mencionado? Déjanos tu respuesta aquí abajo o en Facebook, Twitter e Instagram.

Nota del editor: Fui engañado terriblemente a los 9 años por una diabólica madre, que me regaló una PolyStation 64, mientras gritaba de emoción pensando que era una PlayStation. Fin del comunicado (entre lagrimas).

Calachoowie te dice, see you, space cowboy…

Anuncios

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: