Curiosidades Vida Gamer

Metal Gear Solid V y el idioma como objetivo de la conquista

Cada año, el 23 de abril, quienes hablamos esta bella lengua, conmemoramos el Día del Idioma Español, en honor a Miguel de Cervantes Saavedra, quien contribuyó al crecimiento del idioma y falleció este mismo día en 1616. Muchos damos el idioma por sentado, porque es inherente a nuestro desarrollo y nuestra vida, por tal razón, ahora te pregunto ¿qué pasaría si de un momento a otro no pudieras comunicarte en tu lengua nativa, en la lengua con la que fuiste criado, ya que usarla conllevaría a tu muerte y la de tus seres queridos? En esta situación nos pone el juego de Metal Gear Solid V, pues a través de la infección del Parásito de las Cuerdas Vocales se consigue precisamente eso, arrebatarnos uno de los pilares más importantes en cualquier cultura, el idioma.

Corre el año 1984 (lo que hace del juego algo muy orwelliano), una tribu africana ubicada en la zona fronteriza de Angola y Zaire (actual Congo), es eliminada en pocas semanas; los registros no muestran violencia, ni un ataque de las fuerzas paramilitares que tanto se movían por esa región. Sus cuerpos muestran signos de una enfermedad mortal, un parásito que se come los pulmones de adentro hacia afuera. Consternado por lo visto en África, Venom Snake regresa a la Base Madre, para ser informado de que un brote de la misma enfermedad empieza a propagarse entre los miembros de su organización, entonces bien, aíslan a las personas que presentan síntomas, para descubrir que no hay mucho que hacer por ellas, debido a que la enfermedad es asintomática la mayor parte del tiempo, y cuando se ven señales de esta, los infectados ya no tienen posibilidades. Nuestra única opción es encontrar qué tienen en común las personas con el parásito, y así poner en cuarentena a todos los que puedan ser vectores potenciales, evitando así futuras infecciones.

Aquí es donde empieza a complicarse el asunto, el parásito ataca a hombres y mujeres, blancos y negros, de diferentes edades y las pruebas de sangre no son concluyentes, pero todos tienen algo en común, todos hablan kikongo, idioma de países como Angola y Zaire, llegando a ser la lengua franca entre los pobladores de la región. Te preguntarás entonces, ¿cómo el idioma puede ser la razón que sirva para propagar la enfermedad? Esta respuesta vendrá a manos del sabio Code Talker, un personaje tan intrigante como The End de Metal Gear Solid 3; nos explicará que la infección es ocasionada por el Parásito de las Cuerdas Vocales, el cual toma la forma de estas, mientras crece y madura, para pasar desapercibido. El anciano, a su vez, expone que el desarrollo del parásito, se lleva a cabo a partir de las vibraciones y sonidos específicos que produce un idioma, por lo tanto, empezará a reproducirse hasta aniquilar el sistema respiratorio de huésped. En consecuencia, la trama empieza a volverse más escabrosa, pues se revela que nuestros enemigos piensan usar el parásito para eliminar objetivos, que la cepa del kikongo era solo una prueba y que ya poseen cepas de todos los idiomas (excepto el inglés), llamándoles “Limpiadores Étnicos”, por lo tanto, su propagación eliminaría a poblaciones específicas por su lengua.

En este escenario se desarrolla gran parte del argumento del juego, pareciéndonos aterrador siquiera pensar en ello, pero curiosamente, el ser humano ha obrado como el terrible parásito que aquí se nos presenta. La conquista y posterior colonización de muchos pueblos por parte de las potencias imperiales a lo largo de nuestra historia, viene marcada por esto. Como ejemplo más próximo, tenemos el paso del Reino de España a través de América sobre los pueblos originarios que habitaban el continente, donde se llegó a prohibir el uso de lenguas indígenas, usando a la religión y la excusa de la civilización para satanizar estos idiomas, los cuales enfrentaron su extinción a lo largo de los siguientes 500 años. También se usaron métodos similares en la formación de naciones, en donde se imponía un idioma en los territorios locales, para generar un control más eficiente sobre los mismos; vuelve a colación España, pero esta vez la del siglo pasado, que en medio de su dictadura, prohibía que se usara el catalán, el gallego, el euskera y el asturiano. O, para no ir tan lejos, podemos poner de ejemplo a Colombia, que en 1953 motivó la llamada “Colombianización”, un proceso que buscaba unificar la cultura colombiana en San Andrés, Providencia y Santa Catalina, a través de la enseñanza de la historia continental, el español y el catolicismo, es decir, pasar por encima de la historia de los pobladores isleños, de su idioma (el criollo sanandresano) y de su religión (el protestantismo).

Para concluir, quiero señalar que, Metal Gear Solid V saca a la luz este método de conquista y colonización, en donde el invasor ha entendido desde hace mucho tiempo que el idioma se vuelve medio y objetivo en su imposición, pues a través de la lengua se construye parte de la identidad de un pueblo, por ende, su trasformación llega a cambiar la forma en que se entienden sus individuos, ya sea con el otro o consigo mismos.

Si te ha gustado esta curiosidad, déjame tu comentario aquí abajo o en Facebook, Twitter e Instagram.

Calachoowie te dice, see you, space cowboy…

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: