Curiosidades Vida Gamer

El origen de las invocaciones de Final Fantasy

Aún recuerdo cuando me aventuré por vez primera en los mágicos mundos de Final Fantasy, rememoro cuando, con mi invocadora gastaba una buena porción de mis puntos mágicos para dar paso a un ser majestuoso, que con su poderoso ataque inclinaba la balanza a mi favor. Se trataba obviamente, de uno de los aspectos más destacables de estos videojuegos, las invocaciones, esos seres mágicos que aparecían para dar el golpe de gracia contra algún jefe o ayudarnos en los momentos más críticos. Es por eso que hoy en La Vida es un Videojuego te hablaré del origen literario de estas criaturas y cómo están inmersas en nuestros mitos y leyendas.

Ifrit

También llamado Jinn, este reconocido demonio del elemento fuego, es una de las invocaciones más recurrentes de Final Fantasy. Su origen se remonta a la mitología arábiga, teniendo frecuentemente el nombre de Genios, así es, los ifrits son un tipo de genios dentro de las historias árabes, representados siempre con la dualidad de hacer el bien o el mal y de tergiversar las ordenes que se les dan, debido a su constante desdén y odio hacia los humanos.

Shiva

La Reina del Hielo (no eres tú, Elsa) por excelencia. Esta hermosa mujer es una de las invocaciones más comunes en Final Fantasy, que ayudará a nuestros héroes congelando a los enemigos. Su nombre proviene de la mitología hindú, siendo parte de la trinidad de dioses supremos dentro de los que profesan esta fe. Junto con Brahmá (El Creador) y Visnú (El Conservador), teniendo el título del Destructor, pues esta trinidad representa el ciclo de creación, conservación y destrucción del universo.

Ramuh

De elemento rayo, Ramuh, suele aparecer también de forma constante en las diferentes entregas del juego. Pero, para este viejo bonachón la tenemos algo más difícil, pues su nombre no es homónimo con el de otros seres mitológicos, sin embargo, hay quienes aseguran que, debido a que Hironobu Sakaguchi obtenía gran parte de su inspiración en las mitologías asiáticas, Ramuh, podría devenir de Rama, el séptimo avatar de Visnú, en la mitología hindú, pues se le considera un ser sabio y protector.

Bahamut

El Rey de los Dragones es una de las invocaciones más queridas por los fanáticos de Final Fantasy, y es que este dragón de colosal aspecto achicharrará a todos tus enemigos con su ataque no-elemental, Megafulgor; de no ser así, te quemará a ti y a tus aliados, pues también es común verlo como antagonista en las diferentes entregas. Su nombre proviene del árabe y es visto como un monstruo marino de proporciones gigantescas, que lleva sobre sí a un buey enorme, que carga al mundo sobre su lomo.

Leviatán

El “Rey del Mar” o “Señor de Todas las Aguas”, es una enorme serpiente marina que tiene una aparición recurrente en las entregas de Final Fantasy, su elemento es el agua y en definitiva es una de las invocaciones más vistosas del juego. Esta criatura es de origen hebreo, por lo tanto, se le nombra en la biblia y hace parte de la mitología judeocristiana, relacionándose en algunos casos con la serpiente de Adán y Eva o el mismo Satanás. Así que ya sabes, nada de hacerlo enojar.

Alejandro

Esta gigantesca invocación ha sido muy recurrente desde su primera aparición en Final Fantasy VI, con el aspecto de una fortaleza o castillo; si bien su forma cambia bastante en cada entrega, teniendo en algunos casos apariencias más antropomorfas, siempre se mantiene el concepto de fortaleza ambulante, que ataca a los enemigos con el elemento sacro. Si bien no podemos rastrear un origen mitológico para este campeón, si podemos darle una relación etimológica: Aléxandros (Ἀλέξανδρος), nombre griego que proviene de las palabras alexein (αλέξειν) y andrós (ἀνδρός), que se traducen como proteger y hombre, respectivamente. Por lo tanto, Alejandro significa, “El Protector de los Hombres”, una clara referencia al papel de esta invocación.

Titán

Un hombre gigante que aplastará a tus enemigos con su ataque de elemento tierra, llamado, La Ira de Gaia (a menos que sean enemigos voladores y su ataque no surta nada de efecto). Este gigantón saca su nombre de las deidades de la mitología griega, quienes representaban los conceptos primordiales de la creación, como el cielo, la tierra o el mismo tiempo. Voy a arriesgarme a decir que su diseño es sacado del joven titán, Atlas, a quien Zeus condenó cargando sobre sus hombros el cielo entero, separándolo de la tierra, aunque en las representaciones suele verse que carga es al mundo.

Odín

El Padre de Todo nos honra con su presencia frecuentemente en Final Fantasy. Normalmente se le ve usando un yelmo con cuernos y montando a su caballo de ocho patas, Sleipnir. No puedo decir mucho más de él, es el dios principal de la mitología nórdica, y, a veces toma la forma de Anthony Hopkins.

Bueno, dejaré hasta aquí la lista, no sea que me hagan quince patadas y un águila de sangre por burlarme de Odín, también es porque se haría demasiado larga; intenté poner en ella a las invocaciones que son más frecuentes dentro de la saga, así que, espero te hayas divertido y aprendido un poco.

Ahora cuéntame ¿recuerdas otra invocación? ¿Te hubiera gustado poner otras? ¿Conocías la mitología detrás de ellas? Déjame tus respuestas aquí abajo en los comentarios o en Facebook, Twitter e Instagram.

Calachoowie te dice, see you space cowboy…

NOTA: Las ilustraciones de cada invocación son de Yoshitaka Amano, quien ha realizado el diseño conceptual de personajes para Final Fantasy.

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: