Reseñas Vida Gamer

Puzles difíciles y los de The Long Gate

Normalmente, cuando te dicen que hay algo que seguramente no puedes hacer, lo haces con el doble de decisión, de furia y de energía, todo para demostrarle a esa o a esas personas que obvio sí podías y que eso de lo que hablaban no era tan difícil como pensaban. Pues bien, déjame contarte que ese no fue mi caso con The Long Gate.

Todo comenzó cuando buscaba un nuevo juego para salir un poco de la rutina y que pudiera jugar en Nintendo Switch ya que estas semanas no iba a estar mucho tiempo en casa, así que entre las recomendaciones alguien nombró a “uno de los juegos de puzles más difíciles de los últimos años” que hace poco había salido para la consola, y como “a mí ningún puzle me queda grande” pues me hice con él sin pensarlo, lo descargué y hasta ahí todo normal… o bueno, eso creía yo.

Primer acercamiento.

Cuando me senté a jugar me encontré con un título en primera persona con una estética sombría y misteriosa bastante llamativa, pero también con un juego que me abandonó (así como EA y BioWare abandonaron a Anthem y a los que creyeron en ellos, kof, kof). El juego, literal, me lanzó a su mundo sin la más mínima explicación o tutorial, por lo que el ensayo/error se convirtieron en mis mejores amigos a la hora de aprender a utilizar los controles del juego, los cuales debo decir son bastante simples, puedes saltar, agacharte, desplazarte por el mapa, sacar un dispositivo con un diseño que de una te hace pensar en la “Pistola de Portales” de Portal y activarlo a la hora de manipular diferentes dispositivos del lugar en donde nos encontramos.

No hay historia, solo puzles.

The Long Gate nos lleva a explorar unas cavernas antiguas en donde hay un montón de dispositivos bastante misteriosos, yo diría que de alienígenas (y digo diría porque no logré terminar el juego, ya te cuento porqué), en el cual podemos ir resolviendo acertijos mientras al mismo tiempo vamos cruzando, según nuestro progreso, oasis naturales bastante lindos y ya, se supone que al final del mismo podremos saber quién creó dicho lugar y qué le pasó a toda esa gente, pero descubrirlo no es nada fácil. Por eso pienso que este es un punto desaprovechado por su creador, porque no tenemos contexto alguno y eso hace que no podamos identificarnos más con el juego, además es algo que puede hacer que de una… o lo abandones o te quedes en él a ver qué o qué.

Tan difícil como vivir en Colombia, o bueno, en Latinoamérica.

Lastimosamente The Long Gate no es un juego para todos, ni por más amante a los puzles que seas.

Si bien los acertijos que tiene el juego se pueden completar en cualquier orden e incluso algunos con más de una solución, investigando, este título cuenta con puzles que están basados en tecnologías del mundo real, además tiene representaciones bastante precisas de circuitos cuánticos y de una computadora cuántica de 4 bits (verificada incluso por científicos de D-Wave Systems), en resumen, es un juego con una base en lógica, matemáticas e incluso lenguajes de programación en donde conectar una serie de cables de la manera correcta para que la energía fluya y podamos continuar no es tan fácil como suena. Y esa amigos, es la razón por la que no lo pude terminar. Básicamente todo lo que avancé fue gracias a un poquito de lógica y de mucha suerte, aunque esta última al final no duró tanto.

Eso significa que de una u otra forma es un juego bastante exigente (lo cual no está mal) y cero accesible para los que, como yo, no son muy buenos ni en matemáticas o en lenguajes de programación, y es que el juego asume que uno sabe, pero no, y pues tampoco te enseña, como para decir que aprendiste algo nuevo.

Desempeño.

Lo más fuerte que tiene este juego es su jugabilidad y la forma de entregarnos cada uno de los puzles.

Su apartado visual, la verdad y teniendo el tipo de juego que es, en Nintendo Switch no luce ni la mitad de bien como su versión de PC, porque como tal estamos ante un port con una resolución realmente baja en todos los modos que nos ofrece esta consola, haciendo que sea algo complicado completar algunos de los puzles y eso es algo que opaca nuestra experiencia, sumándole a esto que los escenarios en general están un poco vacíos y que no hay mucho nivel de detalle en los diferentes escenarios que nos presenta el juego, sin embargo, al menos esto último al final termina siendo algo no tan importante y sí de admirar, ya que este título ha sido creado con poco presupuesto y por una sola persona llamada David Shaw.

Y en cuanto a su apartado sonoro, aunque su banda sonora es original y estuvo a cargo del músico Nick Newman, casi ni se siente, es muy tímida, lo que puede hacer que sea poco memorable, eso sin desmeritar que cuando te concentras en ella puedes disfrutar diversas melodías, las cuales son bastante agradables.

En conclusión…

Para mí, este juego de David Shaw se lo recomiendo pero a todos los amantes del pensamiento matemático, que tengan nociones de programación y que sean amantes de los puzles, ya que esas bases les ayudarán a que no sean tan difícil (más de lo que ya es) como lo es para las personas que no las tienen. Eso sí, deben tener en cuenta además que no es un juego que cuente con una historia, guías u objetivos claros y que realmente brilla es por sus acertijos. Al resto no, bueno, a no ser que quieran retarse a ustedes mismos.

De entrada recomiendo también que si lo van a adquirir, lo hagan en su versión para PC, ya que la versión de Nintendo Switch está bastante limitada al ser un port que no está tan bien optimizado, lo que hace que la baja calidad de su resolución nuble un poco la experiencia de juego.

Si aún así quieres aventurarte a descubrir los misterios de la torre, prepárate y llénate de paciencia, porque los puzles muchas veces podrán desesperarte, pero no hay nada como la satisfacción que sientes una vez lo completas, así sea al “chiripazo” como yo.

¿Te llama la atención? Déjame tu respuesta más abajo en los comentarios o en FacebookInstagram o Twitter.

¡@SoloSoyUnGamer AFK!

1 comment

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: