Reseñas Vida Gamer

Desentume el coco con Big Brain Academy: Brain vs. Brain

16 años después del lanzamiento de su primera entrega, Big Brain Academy, el juego que pone a funcionar nuestra materia gris mediante una serie de ejercicios mentales que prometen mejorar nuestra agudeza cerebral, ha regresado con Big Brain Academy: Brain vs. Brain para la Nintendo Switch, y la verdad, es que mucho ha cambiado desde entonces, así como ha cambiado en el mundo esa mentalidad de que los videojuegos no sirven para mejorar en varios aspectos de nuestra vida diaria, como este título.

El Dr. Azo nos da la bienvenida a las clases

Este simpático personaje que no sé muy bien cómo describir, es el Dr. Azo, quien nos dará la bienvenida con su particular (y divertida) voz a la Big Brain Academy, en la cual él es el director.

Además de esto nos cuenta que en la academia nos ofrecen una amplia gama de ejercicios (aunque en realidad no es tan amplia que digamos) para poner a trabajar nuestro coco si es que lo sentimos últimamente algo entumecido, pero para esto debemos inscribirnos primero.

El proceso de inscripción es muy sencillo, solo debemos indicar nuestra fecha de nacimiento, indicar si somos un alumno o una alumna, elegir un lema con frases como “Qué… sueño…”, “¡Soy un diamante en bruto!”, “La palabra calma no está en mi diccionario”, entre muchas otras. Luego debemos elegir nuestra apariencia…

¡Mira mamá, soy mugiwara no Luffy!

… seleccionar si queremos o no usar las funciones en línea para competir contra otros jugadores o ver nuestra clasificación y listo. ¡A repasar se dijo!

Ejercicios para un cerebro más vigoroso

Big Brain Academy: Brain vs. Brain es una colección de minijuegos divididos en cinco categorías:

  • Agudeza.
  • Memoria.
  • Análisis.
  • Cálculo.
  • Percepción.

Y cada una de ellas cuenta con cuatro minijuegos, para un total de 20 ejercicios que buscan exprimir nuestra mente así como medir nuestro vigor cerebral dependiendo de la puntuación.

Descripción de los ejercicios:

  • Topa topos: Aporrea al topo que tenga la figura que coincida.
  • Zoo cálculo: ¿De qué hay más? Observa alrededor con la linterna.
  • Rellenahuecos: Estudia bien los movimientos y averigua qué pieza falta en el diseño.
  • Foto borrosa: ¿Qué hay en la foto? ¿Podrás adivinarlo rápidamente?

Descripción de los ejercicios:

  • Memoria veloz: Memoriza los números y los símbolos. Ingrésalos antes de que se te olviden.
  • Cartas casuales: Memoriza las imágenes antes de que las tarjetas giren. ¿Qué había?
  • Recuerdo inverso: Recuerda el orden y responde al revés.
  • Jaulas bailarinas: ¿Dónde están los pájaros? Las jaulas pueden ir más rápido si quieres.

Descripción de los ejercicios:

  • Cuentacubos: Cuenta los cubos. ¿Cuál será la mejor técnica para contar?
  • Peso pesado: ¿Qué pesa más? Que no te engañen las apariencias.
  • Cincelado: Destruye bloques para formar la figura que se indica.
  • Exclusión: ¿Qué imágenes corresponden a la descripción? Puede haber más de una respuesta correcta.

Descripción de los ejercicios:

  • Combinatoria: Elige 2 tarjetas que, al sumarse, den como resultado el número que se muestra arriba.
  • Cómputo: Elimina bloques para sumar el número que se indica.
  • Hora exacta: Gira las manecillas del reloj para ajustar la hora como se indique. (¡Es el peor de todos! No porque sea un mal ejercicio, sino porque siempre me va mal).
  • Revientaglobos: Revienta globos en orden numérico de menor a mayor.

Descripción de los ejercicios:

  • En forma: Elige las piezas necesarias para completar la figura.
  • Sombras oscilantes: Encuentra las imágenes que correspondan con las siluetas.
  • Guía el tren: Agrega los rieles necesarios para guiar el tren a la salida.
  • Ángulo correcto: ¿Qué verías si miraras desde la flecha que se indica?

No está demás decirlo, pero ten en cuenta que estos minijuegos que ponen a prueba tu destreza mental de diferentes formas no te harán más inteligente (porque lo he escuchado decir por ahí), sin embargo, sí te brindarán momentos divertidos, retos interesantes y buenos ratos, ya sea solo o con amigos, que estimularán constantemente tu cerebro.

El bajo número de ejercicios, su punto en contra.

Para algunos, 20 ejercicios puede resultar un número bastante bajo y en realidad sí lo es. Lastimosamente, y aunque título está pensado para regalarle un poco de diversión mental a nuestro cerebro, con el paso de las horas, estos minijuegos se pueden tornar un tanto repetitivos; en mi caso, fue un problema que resaltó mucho más cuando jugaba con mi familia o amigos.

Por lo que en este caso, considero que lo mejor es jugarlo por periodos cortos pero recurrentes, para así no aburrirnos y mantener nuestro cerebro en constante movimiento.

El manejo de la dificultad

El punto más sobresaliente del juego, ya que es un título pensado para que, sin importar quién lo juegue (desde un niño pequeño hasta un adulto experimentado) pueda disfrutar cada uno de los ejercicios, pues cada minijuego cuenta con diferentes grados de dificultad, los cuales si bien no representan un gran brinco con respecto al nivel anterior, pueden terminar siendo tan difíciles como para darnos la sensación de que estamos un paso más adelante.

Esto sin duda nos hace sentir que siempre podemos retarnos a mejorar y que siempre podemos hacer las cosas un poco mejor. Bueno, a excepción (en mi caso) del reto de las horas, porque por más que lo intento no puedo avanzar (pinche reto).

Apartado visual

Big Brain Academy: Brain vs. Brain tiene una dirección de arte bastante linda, inspirada en los dibujos que hacíamos en el tablero con tiza (lo sé, estamos viejos), siendo simple y agradable de ver. Aunque notarás que no es del todo uniforme, ya que hay retos que juegan con otras líneas de diseño. Pero es un detalle que realmente no le resta para nada a su estética.

El modo local y el modo online

El modo local:

En modo local podemos jugar solos (realizando un repaso de los 20 ejercicios o el exámen de vigor cerebral) pero también podemos jugar hasta con 4 jugadores. En este tipo de enfrentamientos se nos permite elegir la cantidad de minijuegos que queremos jugar y hasta elegir los retos o simplemente dejarlos al azar.

Además de esto, se le permite a cada jugador elegir la dificultad en la que se sientan más cómodos para jugar e incluso contaremos con una especie de bonificaciones que motivarán a quien vaya perdiendo a darla toda y así poder remontar más fácilmente.

El modo online:

En este modo lastimosamente nunca jugarás contra tus amigos u otros jugadores en tiempo real, solo podrás enfrentarte a los resultados (los mejores y peores) de sus fantasmas.

En cada enfrentamiento el juego te entregará un pequeño resumen para que sepas contra quién estás compitiendo (seguramente para que compares qué tan bien o mal estás) como lo son la edad, la ocupación y la ubicación.

Desde que salió el juego hasta hoy 6 de enero, he jugado prácticamente todos los días y me he encontrado un gran número de personas de más de 40 años disfrutándolo. Algo que me pareció genial y de lo que hablaré más abajo.

El exámen

En el juego también puedes presentar un exámen, en el cual se te dará de forma aleatoria un juego de cada categoría. Al terminar, el sistema te mostrará un diagrama con tus fortalezas y debilidades, además te entregará una valoración de en qué áreas necesitas mejorar.

También te permite ver tu clasificación tanto general como en comparativa con tus amigos.

Conforme avanzas…

Conforme avanzas en los minijuegos, en las batallas fantasma y en los exámenes, puedes ir obteniendo medallas con las cuales puedes ir desbloqueando elementos para personalizar a tu personaje. Sin embargo, aunque parece fácil, con el tiempo te darás que no lo es tanto, pero si juegas todos los días, aunque sea un poco, sin duda lo alcanzarás.

¡Je, je, je!

El alumno califica al maestro

Para mí, Big Brain Academy: Brain vs. Brain es un juego entretenido, bonito, retador (a tu propia medida) y que te ayudará a mantener activo tu cerebro. Sin embargo, siento que pasa el exámen raspando por dos aspectos, el primero, la poca evolución que ha tenido la saga desde la última entrega y más cuando llegaría a una consola como lo es la Nintendo Switch. Y la segunda, la corta oferta de minijuegos, que en algunos casos puede ser carente de sorpresas, haciendo que el juego sea disfrutado mejor en sesiones cortas pero de forma recurrente.

Un buen juego pero con muchísimo potencial por explotar, que va muy bien en esas reuniones familiares o amigos y que podría ser una herramienta que ayude a estimular el desarrollo cerebral de los niños, y en el caso de los mayores, de mantener su cerebro activo.

¿Listo para desentumir el coco con este juego? Déjame tu respuesta más abajo en los comentarios o en el FacebookInstagram o Twitter del blog.

¡@SoloSoyUnGamer AFK!

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: