Reseñas Vida Gamer

Reseña The Devil in Me: un final épico a la primera temporada

Muy tristemente llegó el final de la primera temporada de la antología de terror The Dark Pictures, y lo hizo de gran manera. Aquí les tenemos nuestros comentarios finales del más reciente juego de Supermassive Games y Bandai Namco, The Devil in Me, el cual no solo nos lleva a una aventura un poco más oscura y macabra, sino que también esta está inspirada en hechos reales.

Lo primero es destacar todo el apartado publicitario que tanto Bandai como Supermassive tuvieron con el título. Una pre-experiencia transmedia que nos sumergía un poco en todo lo que sería la aterradora estadía en el hotel de la feria del mundo, por medio de no solo publicaciones en redes sociales, sino con el lanzamiento de una especie de página web turística en donde podíamos conocer, como si fuera un lugar real, las instalaciones del lugar en donde se desarrollaron los hechos del juego. Junto a esto hay que comentar que la fecha de lanzamiento del videojuego también tenía un simbolismo aterrador, ya que fue un día después del arresto del infame asesino serial sobre el cual se inspiraron para la realización de esta 4 entrega: Henry Howard Holmes.

Hablando ahora más específicamente del gameplay y de lo que vivimos acompañando a los miembros de Lonnit Entertainment, podemos decir que fue una que cerró con broche de oro la primera temporada de la serie de juegos de terror inaugurada con The Man of Medan allá en el 2019. Esta nueva aventura se caracteriza por devolvernos a una experiencia tipo “survival horror”, con espacios cerrados, entornos oscuros y un misterio que tendremos que descifrar.

El juego lo comenzamos con una especie de prólogo jugable en donde se nos introduce al tipo de persona que fue Holmes, incluso dentro del mismo juego podemos ver un pequeño documental en donde se nos explicará muy detalladamente y con datos históricos, cómo era parte del perfil psicológico del asesino y de su modus operandi (recomendamos ver este contenido una vez terminado el juego, con el fin de no tener spoilers). Una vez terminado este abrebocas, comenzaremos con el momento de los muchachos de LE.

Lonnit Entertainment es (sí, conseguí que algunos llegan vivos al final, si no, hubiera cambiado el “es” por “era” :v) una compañía desarrolladora de documentales que se encuentra al borde de la quiebra, razón por la cual Charles Lonnit, su representante, acepta la propuesta de un extraño, bajo el nombre de Granthem Du´Met, de visitar la reconstrucción fidedigna del “castillo de los horrores” de Holmes, un lugar en donde este infame asesino cometió todos sus crímenes en lo que era el Chicago de 1893. Como se podrán imaginar no fue la mejor idea, ya que en esta perturbante y neblinosa isla, lo que aparenta ser una divertida, intrigante y salvadora experiencia, termina siendo una carrera para poder sobrevivir.

Aparte de Charles, un tipo cuarentón, irritante, serio y prepotente, el resto de la compañía también tenía características destacadas: Kate Wilder, la cara de los documentales, era una persona sin escrúpulos, directa y seca, pero también aguerrida y fiel; lo contrario a Erin Keenan, encargada del audio, cuya personalidad era sumisa y callada, teniendo en cuenta que era la interna de la compañía. Mark Nestor, cobarde a las alturas y un excelente trabajador, es el camarógrafo y Jamie, cuya labor es la parte técnica de iluminación, se caracteriza por su coraje, diversión, irreverencia y sarcasmo. Unos personajes muy bien elaborados tanto física (usando, como es común en la serie, la tecnología de Mocap) como psicológicamente, que lograron crear una conexión con los que jugamos el juego; el nivel de inmersión fue tremendo, diría que el mayor vivido hasta ahora, ya que cada momento de tensión, cada salto, cada apagón, se sentía y se podía vivir como si uno mismo fuera parte del grupo.

Hablando de la parte gráfica, The Devil in Me muestra una mejora con respecto a su antecesor, quizá se debe al tipo de ambiente en el que se desarrollaba. Las calidad en la decoración y en el diseño del entorno fue tremenda, y ni hablar en los personajes: las texturas de las fibras, de la ropa y de la piel le hacían honor a Unreal Engine y a la capacidad de los diseñadores. Sin embargo creo que algo que sigue fallando un poco en este aspecto es que las caras de algunos de los protagonistas parecen tener cierto problema con el tamaño de los ojos, quizá sería bueno bajarle un poco al diámetro. La interfaz gráfica mantenía la sobriedad y el apartado de inicio y los menús continuaban con el estilo que nos tenían acostumbrados en entregas pasadas. El sonido ambiente también fue muy bien manejado, contribuyendo en los espacios abiertos y dándonos sensaciones claustrofóbicas en los cerrados. Cada sonido estaba donde tenía que estar y le daba una dosis tremenda de realismo a algunas escenas.

Puede contener SPOILERS

Otro aspecto totalmente novedoso y que le hizo tener un poco de aire fresco a las mecánicas es el del inventario y de que por fin los personajes pudieran correr (algo de especial importancia ya que ahora te motivan a explorar hasta el más pequeño rincón). Cada uno de los personajes tiene la capacidad de manejar uno o varios elementos, algunos relacionados con su labor dentro del equipo: Kate podía usar un lápiz para encontrar textos en libretas y tenía una especie de amatista que le ayudaba a mantener la calma (este fue el único objeto que no pude usar la primera vez, ya que desafortunadamente ella no encontró un final muy feliz); Charlie maneja un encendedor (era adicto al cigarrillo) y puede abrir cerraduras con su clip y con su tarjeta de presentación; Jamie, posee una linterna y es la especialista en prender los tacos que darán luz a algunos lugares usando su multímetro; Mark maneja su cámara para sacarle fotos a todos los recuerdos de la visita (y de paso a una que otra evidencia) y Erin, un inhalador para controlar su asma (tiene pocas cargas, así que hay que usarla en los momentos necesarios) y un micrófono direccional para escuchar aquellos sonidos imperceptibles para el oído humano. Pero aunque este sistema puede dar muchas ventajas, también vino con sus errores: en algunos momentos los personajes que poseían fuentes de luz no las sacaban (a pesar de presionar la tecla para ello) y había que pausar el juego y volver a reanudarlo; cuando Jamie tenía que prender los tacos, el multímetro parecía no moverse y el diagrama para seguir el patrón era un poco confuso, y los objetos solo aparecían en el inventario cuando debían ser usados (esto último como tal no es un error, pero creo que hubiera sido mejor tener a la mano todos los elementos interactuables y que los personajes mismos le indicaran al jugador que no era el momento para usarlos). Otros errores que noté tenían que ver un poco con el granulado de la imagen (que en algunas escenas era mucho más fuerte que en otras), que algunas teclas no hacían nada a pesar que tenían indicada su función y que la cámara muchas veces se quedaba fija en una sola posición y había que pausar nuevamente el juego y despausarlo para que todo volviera a la normalidad.

Continuando con las novedades, ahora podemos encontrar a lo largo del recorrido un cierto tipo de monedas llamadas óbolos (estas monedas hacen parte de los ritos funerarios de Grecia, en donde eran colocadas en los ojos de los difuntos para que pudieran pagarle a Caronte su viaje por el Estigia… muy temático la verdad) los cuales nos permitirán desbloquear varios dioramas relacionados con el juego (la verdad creo que la calidad de los dioramas y de esta sección podría mejorar un poco, ya que se ve como descuidada y no tiene nada que ver con la pulcritud general del juego). Para lograr obtenerlos todos y lograr desbloquear el trofeo “Me gusta el dinero”, habrá que, como dije antes, “explorar hasta en el más pequeño rincón”. También podremos tener acceso a otros materiales como la entrevista con Jessie Buckley, quien interpreta a Kate, el documental sobre el diseño del Castillo de los asesinatos y el podcast “Muerte con Morello” (pero para ello tendremos que encontrar 5 secretos específicos). El icónico Curador nuevamente será el anfitrión de la fiesta y podrá, si queremos, darnos algunas pistas de lo que ocurrirá en el futuro.

Finalmente hay que hablar de la trama. Esta sí que me encantó y creo que se convirtió en mi favorita hasta ahora. Tendremos que, no solo que encontrar todas las pistas dispuestas por el mapa u oír todas las cintas con información vital, sino que también habrá que observar todos los elementos que nos rodean, ya que aproximadamente un 50% de ellos tendrá algo que decir. Ahora que H.H.Holmes está bajo cemento y tierra, alguien ha tomado su lugar y el nuevo asesino del Castillo de los horrores posiblemente no sea quien parece ser.

Si es la primera vez que juegas un título de The Dark Pictures no te preocupes que no debes jugar los anteriores juegos para disfrutar de este. Sin embargo ten en cuenta que esta serie de Supermassive games no es igual a otros juegos de aventura… en este caso tus decisiones tendrán gran peso en el desenlace de la historia y cada movimiento que hagas puede influir drásticamente en lo que sucederá después. Solo tendrás algunas pistas de lo que se avecina si encuentras las imágenes (o Dark Pictures) premonitorias dispuestas a lo largo de la aventura.

Ahora solo queda decir que aquí, en La vida es un videojuego, le damos a The Devil in Me una calificación de…

Recuerda que The Dark Pictures Anthology está compuesta también por Man of Medan, Little Hope y House of Ashes. The Devil in Me lo puedes encontrar disponible Ps4, Ps5, Xbox series X y S, Xbox One y PC. Solo queda agradecer a Supermassive Games y a Bandai Namco por esta magnífica primera temporada y esperamos que la otra sea igual o mejor que esta… la cosa pinta como si no fuera de este mundo.

@croatoan9 sorry, but the princess is in another castle.

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: