Curiosidades Noticias Vida Gamer

De 3 a 30 vidas gracias a Hashimoto y el código Konami

¿Alguna vez escuchaste o usaste el mítico código Konami? Un truco que trascendió las generaciones, plataformas y consolas. De hecho, este es muy fácil de recordar: ↑, ↑, ↓, ↓, ←, →, ←, →, B, A. Por lo tanto, quedó grabado en el mundo gamer y hoy hace parte de las curiosidades más divertidas, pues su uso trasciende diferentes esferas públicas, apareciendo no solo en juegos, sino en aplicaciones, programas y películas. Lamentablemente, Kazuhisa Hashimoto (su creador), falleció el 25 de febrero de este año y hoy en La Vida es un Videojuego, queremos recordar esta parte de su legado.

Así bien, despeguemos. En 1985 fue lanzado para Arcade, Gradius, un shoot ’em up que se convirtió en toda una inspiración para futuros juegos, siendo una influencia todavía para títulos actuales y adaptado para la Nintendo Entertainment System en 1986. La historia cuenta, que mientras el juego estaba en fase de pruebas, para evitar la dificultad inherente a los niveles, Kazuhisa Hashimoto creó un código que le permitía obtener todas las mejoras que se van consiguiendo a lo largo del videojuego, en caso de poner el código al revés, recibiría treinta vidas, facilitando su trabajo en las diferentes fases. Sin embargo, este salió al mercado y olvidaron eliminar ese pequeño truco, por lo cual, al poco tiempo de ser lanzado, se creó un rumor que se encendió como la pólvora entre los consumidores. Tal fue la acogida, que Konami decidió implementar este código en otros juegos, obteniendo ventajas en los mismos cada vez que se realizaba, o burlándose de quienes lo intentaban hacer, como en Gradius III, que el uso de este, hacía que explotara la nave del jugador, debiendo sustituir los botones del código para tener las mejoras.

Tal y como mencioné antes, este código se podía usar en muchos videojuegos, apareciendo en diferentes entregas de las siguientes series:

  • Gradius.
  • Contra.
  • Castlevania.
  • Metal Gear.
  • Teenage Mutant Ninja Turtles.
  • Dance Dance Revolution.

(No alargo más la lista o aquí nos quedamos.)

También ha sido usado por títulos que no fueron desarrollados por Konami y ha aparecido como huevo de pascua (easter egg) en diferentes películas, por ejemplo, en Ralph el Demoledor (Wreck-it Ralph), el iracundo Rey Candy lo usa para entrar en el código de programación de Sugar Rush. Por todo lo anterior, solo queda decir: buen viaje y gracias, Kazuhisa Hashimoto.

¿Llegaste a usar este código? ¿Lo conocías de antes? Déjame tu respuesta aquí abajo o en Facebook, Twitter e Instagram.

Calachoowie te dice, see you, space cowboy…

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: