Reseñas Vida Gamer

Hackéalo todo. Reseña de Watch Dogs Legion

Ficha Técnica:

Desarrollador: Ubisoft Toronto.
Publisher: Ubisoft.
Fecha de lanzamiento: 29 de octubre de 2020.
Plataformas en las que está disponible: PS4, Xbox One, PC, PS5, Xbox Series X, Xbox Series S y próximamente en PS5.
Plataforma reseñada: PS4.

Cuando por allá en el 2004 salió el primer Watch Dogs con todo y varias promesas incumplidas, no les puedo negar que su idea de fondo, esa de poder encarnar a un hacker capaz de utilizar su destreza y sus conocimientos para ayudar a otros, mientras aprovechaba todo lo que el mundo abierto le permitía, me llamó bastante la atención, tanto así que no solo terminé el primer y el segundo juego, sino que además les saqué el trofeo de platino, y aquí estoy, tratando de hacer lo mismo con esta nueva entrega, la cual pausé por un momento para escribir esta reseña. Así que comencemos.

Ni Aiden Pearce, ni Marcus Holloway, ni ningún protagonista puntal.

Las dos primeras entregas de esta serie me hicieron cogerle cariño a sus protagonistas, sin embargo, cuando empecé Watch Dogs Legion me encontré con el nuevo sistema de reclutamiento, un sistema que elimina el concepto de NPC o personaje no jugable, para brindarnos la posibilidad de poder jugar con cualquier ciudadano o ciudadana que se encuentre en las calles del nuevo Londres que nos presenta esta aventura.

Un sistema bastante llamativo e incluso divertido. Yo por ejemplo comencé con una novelista y, poco a poco, mientras iba reclutando a otros miembros y jugaba con ellos, me ponía a pensar cómo sería la historia de cada uno: qué les gustaría comer, cómo les gustaría vestirse, en qué les gustaría desplazarse por la ciudad, dónde vivirían, en fin, ponía a volar mi imaginación, y más cuando cada uno de ellos tiene una o varias habilidades relacionadas con su profesión; digamos, un ilusionista puede hipnotizar a cualquier persona y hacer que luche por él, una espía tiene tecnología a lo Agente 007, un médico te puede curar, los choferes tienen habilidades especiales de conducción y vehículos a su disposición, las celebridades también pueden tener su propio vehículo, además de descuentos en las tiendas, y así sucesivamente.

Sin embargo, esto al largo plazo de la partida tiene algunos huecos, por ejemplo, no hay un desarrollo individual de los personajes que tengamos en nuestras filas, por lo que no podremos mejorarlos en ningún sentido, simplemente se quedan tal cual como los encontramos, eso sin contar que las misiones de reclutamiento de nuevos miembros suelen tonarse algo repetitivas, ya que la gran mayoría piden favores que casi siempre son los mismos. Algo que no pasa tanto con los personajes que tienen unas habilidades mayores, y se agradece bastante, ya que para llegar a convencerlos tendremos que hacer misiones un poco más específicas que le dan un refresco al juego.

La muerte puede ser permanente.

Normalmente cuando morimos en un videojuego basta con esperar unos segundos para volver a aparecer, sin embargo, en Watch Dogs Legion contamos con un modo que hace que la muerte sea para siempre, y eso no solo creo que fue un acierto, sino que además se los recomiendo activar si se hacen con el juego. El Permadeath combinado con el nivel más alto de dificultad nos hace ser mucho más estratégicos a la hora de jugar, y cómo no, si ese miedo de perder a nuestros mejores agentes nos lleva a no tomarnos las cosas tan a la ligera y a que seamos más creativos a la hora de jugar, y hago énfasis en este último punto de la creatividad, pues hay dos cosas que en general rompen la jugabilidad; la primera son los drones de carga, un añadido tremendo que nos permite alcanzar diferentes alturas y con los que incluso podemos recorrer todo Londres, pero que también hace que muchas veces pasemos desapercibidos ante nuestros enemigos, algo que le quita emoción a la cosa, y la segunda que los personajes uniformados también pasan demasiado desapercibidos, tanto que nos hacen pensar en si en realidad solo seguimos con ellos y no reclutamos a nadie más. Aunque bueno, eso también depende de cómo le guste jugar a cada uno.

Una historia mucho más oscura y densa.

El peso que no tiene nuestro protagonista (porque no hay, todo se centran en la organización a la que pertenecemos) lo tienen los villanos en su personalidad y en general, en los temas que toca el juego, los cuales a mí personalmente me gustaron bastante, pues parecen sacados de Black Mirror. Sí, terror tecnológico, polarización, tráfico de órganos, asesinatos, trata de personas y muchos conceptos más del mundo criminal hacen parte de la historia de este juego, que para no hacer spoilers, se centra en la lucha de DedSec para limpiar su nombre y recuperar la ciudad de Londres, una ciudad en donde los poderes políticos fueron debilitados por las grandes empresas que controlan hasta el más mínimo detalle de lo que somos como sociedad y como personas, gracias a inventos como el Optik, un aparato gratuito (aunque ya todos sabemos que cuando algo es gratis es porque el producto somos nosotros) que se implanta en nuestro cuello y nos permite visibilizar a través de nuestros ojos lo que queramos, como si de una pantalla se tratase.

En resumen, es una campaña interesante que cumple, pero de la cual podemos perdernos un poco si la mezclamos con otro tipo de actividades propias de los mundos abiertos, ya que tiene varios arcos argumentales y distraernos sí que es fácil.

La dirección de arte de la ciudad de Londres es todo un acierto

Este juego de mundo abierto nos lleva a una versión futurista de la ciudad de Londres, varios años después de los sucesos que vimos en las primeras entregas, y a decir verdad, quedé maravillado con ella, se nota que los directores de arte se esforzaron bastante para entregarnos una ciudad fiel a la real y que no desentona para nada con esos toques futuristas y de virtualidad que le añadieron.

Tanto así, que podría decir que los amantes de esta ciudad en el mundo real, pueden encontrar una forma de disfrutarla en el juego y más ahora que no se puede salir de casa; eso sin contarles a ellos y a todos en general, que cada espacio que recorremos cuenta una historia.

Solo un pasito más en jugabilidad

Si bien el concepto del juego está bien logrado, su salto en jugabilidad, teniendo como referencia las dos primeras entregas, no es muy grande para ser sincero. Es bastante similar aunque con dos diferencias puntuales.

La primera de ellas es que es mucho más importante el sigilo y el aprovechar sabiamente las tecnologías que tenemos a nuestro favor y la segunda diferencia es que en esta entrega se presenta un nuevo sistema de combate cuerpo a cuerpo; un sistema que se centra en evasiones, ataques y quiebres de la defensa de nuestros enemigos, el cual cambia según el personaje que tengamos e incluso cuenta con su propio minijuego.

Aunque contamos con armas tanto letales como no letales, que han sido más desarrolladas y han mejorado la forma en la que apuntamos y disparamos, el hackeo sigue siendo el arma más poderosa que tenemos, un arma que podemos mejorar con el paso del tiempo mientras reunimos más y más puntos de tecnología, que muchas veces nos harán pensar por algunos minutos la forma correcta de obtenerlos.

Bueno, ahora hablemos de la conducción dentro del juego, la verdad no es un apartado que presenta mucha evolución, además no es que haya mucha variedad de vehículos que digamos. Creo que lo más llamativo de este punto es la posibilidad de que los autos se conduzcan por sí solos (permitiéndonos disfrutar del entorno y los ciudadanos), y además, algunos tienen un diseño futurista, algo que me hizo recordar la película El Demoledor (Demolition Man).

En cuanto a las misiones contamos con la ayuda de una IA de Dedsec llamada Bagley, que seguramente es un primo lejano de J.A.R.V.I.S. (Iron Man), él nos guiará en ellas, nos dará datos necesarios para alcanzar nuestros objetivos y nos soltará algunos comentarios y chistes bastante divertidos, algo que para mí, lo convierten en otro acierto que me gustaría que conservaran si hay futuras entregas. Lo que sí no me gustaría que conservaran son los patrones de las misiones que no son de la campaña principal, ya que a veces se tornan repetitivas, y pues al final, ya sabemos cómo pasarlas. Por otro lado, las misiones de la campaña sí nos dan giros en la jugabilidad bastante cool, mientras que al mismo tiempo nos llevan por algunos de los sitios más emblemáticos y especiales del juego.

Muchos personajes, pero no todos son únicos.

Poder reclutar a cualquier NPC del juego es fascinante ya que podemos recorrer cada rincón de la ciudad para encontrar a esos candidatos a agentes que nos ayudarán en nuestra misión, sin embargo, esta magia se pierde un poco cuando descubres que hay muchos personajes parecidos pero con cambios mínimos o que incluso puedes toparte con un personaje idéntico al que justo estás usando.

Eso sí, muchos son muy divertidos como…

No te conozco Gary, pero te entiendo.
Quién lo ve.
Para mí el mejor agente que pude tener, una estatua viviente que se camufla de la policía haciendo lo que mejor sabe hacer: ser estatua.
Además podía ser estatua en público y recibir dinero por ese trabajo. Lo cual me caía de perlas cuando tenía que sacar al perro, porque lo dejaba así y cuando volvía tenía mucho más dinero. #ElDato.

Actividades que resultan divertidas.

Watch Dogs Legion se desarrolla en un mundo abierto tradicional, como los que ya estamos acostumbrados a ver, y al igual que en juegos de este tipo, cuenta con diferentes actividades, sin embargo, aunque no son tantas a mi parecer, son bastante divertidas, sobre todo las de hacer «sostenidas» o como le decimos aquí «jugar 21», porque incluso podemos jugar borrachos. Además este tipo de actividades nos ayudan a salir un poco de la monotonía de las misiones secundarias e incluso de la vida misma, al tiempo que nos dan créditos o puntos de tecnología.

En vez del Error #404 me salió el Error #CE-34878-0

Tal vez, en este punto te estabas preguntando si el juego no tenía bugs porque no los nombré en ningún momento, pero la verdad es que sí, y quise dedicarle un apartado a este tema. Debo confesar que en mi experiencia personal no experimenté muchos de ellos, algunos fueron que no cargaban las texturas o las caras de los agentes o personajes atravesando objetos o muros, también hubo momentos donde mi personaje se atascaba al caminar u objetos fuera de su lugar. Sin embargo, lo que sí presenté de forma constante, fue algo llamado el error CE-34878-0, un error que me sacaba del juego, ya sea cuando quería volver a la pantalla principal o cuando estaba en medio de una partida, y si bien no perdí datos de guardado, me tocó repetir algunas misiones más de una vez.

A futuro

Cuando terminas la historia principal o las misiones secundarias, aún quedan varias cosas por hacer, en especial si quieres desbloquear todos los trofeos o logros del juego. Además, si has seguido la historia de la serie de cerca como yo, te cuento que Aiden Pearce llegará al juego junto a otros personajes, un poco más de historia y otros contenidos mediante el Season Pass. Eso sin contar que Ubisoft ya anunció que el juego también recibirá contenido gratuito, como lo es el modo multijugador online que está previsto para finales de este año. Eso sin contar las mejoras si compras el juego ahora y te pasas sin costo a la nueva generación de consolas.

Y por último una pregunta que me hicieron y que tal vez más personas puedan tener…

¿El juego tiene micropagos?

Sí, el juego tiene un apartado dedicado a las microtransacciones y en él nos venden atuendos para nuestros agentes, skins para las armas y los autos, e incluso agentes como tal, sin embargo nada de esto es necesario para nuestra aventura en Londres. Personalmente pienso que no tiene mucho sentido, porque hay muchas cosas que podemos desbloquear ingame, pero seguramente algunas personas recurrirán a él cuando llegue su modo online a finales de este año.

Conclusión

Si disfrutaste Watch Dogs 1 y 2 es muy probable que te guste esta nueva entrega, porque a toda esa base jugable que ya conoces, le puedes aplicar varias mejoras que Legion trae consigo, como el nuevo concepto de jugar con cualquier persona que esté en el mapa y el modo de muerte permanente, algo que no solo es llamativo sino además bastante entretenido, pues rompe de una u otra forma con el modo de vida que ya conocemos de los NPC. A eso, súmale también una ciudad hermosa, muy bien lograda, con una tremenda dirección de arte y muchos lugares que por sí mismos cuentan una historia. Además de una trama oscura e interesante que cumple con su cometido y que tiene misiones principales que rompen la monotonía y que hacen el contrapeso al hecho de no tener un protagonista, o, que las misiones secundarias o de reclutamiento algunas veces sean repetitivas.

Sin embargo, aunque es un buen juego, aún tiene errores, además de lo bugs que muchos sabíamos que podríamos encontrar, el juego tiene en este momento un problema de crasheo bastante repetitivo y molesto, que si bien tiene solución, hace que por ratos se nos quiten las ganas de jugar por el miedo de perder toda la partida.

A favor:

  • Las misiones principales son interesantes y le dan un vuelco a la jugabilidad.
  • Actividades divertidas.
  • El modo de Muerte Permanente.
  • El poder reclutar a nuestras filas a cualquier NPC.
  • La fabulosa representación de Londres.

En Contra:

  • Los problemas de crasheo que presenta el juego de forma constante.
  • En algunos momentos el juego nos hace extrañar la existencia de un protagonista.
  • El que hayan agentes únicos disponibles mediante micropagos.
  • Un mundo abierto tradicional y algo limitado.
  • El rendimiento en las consolas de actual generación.

¿Tú ya estás disfrutando este juego? Si es así, cuéntame cómo te pareció, y si no, dime qué piensas ahora que leíste la reseña. Déjame tu respuesta más abajo en los comentarios o en FacebookInstagram o Twitter.

¡@SoloSoyUnGamer AFK!

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: