Reseñas Vida Gamer

Fuga: Melodies of Steel, una aventura que recuerda Howl’s Moving Castle

En la página disfrutamos la costumbre de preguntar quién quiere reseñar X o Y juego entre los editores; hemos tenido la posibilidad de hacerlo con grandes títulos AAA, como muchos otros de estudios independientes o auto-publicados, de esa forma empezó mi historia con este juego, pues apenas vi su tráiler, quise darle oportunidad, ya que se presenta como algo diferente, que definitivamente resalta entre muchos otros. Entonces, antes de que empecemos con la reseña quiero agradecer a CyberConnect2 por dar a luz a este juego de rol por turnos que seguramente le quitará la paz a quien decida probarlo, en cualquier plataforma:  PlayStation, Xbox, Switch o Microsoft Windows. Así bien, sin más preámbulos, La Vida es un Videojuego te trae las primeras impresiones de Fuga: Melodies of Steel.

Una fuga que se puede ver y escuchar

Enciendes tu consola, abres la aplicación y ves a estos animales antropomórficos, mirando al horizonte, extremadamente tiernos y vestidos con ropa de los años 40, como si Chicken Police ahora tuviera una estética anime, es decir, mucho más amistosa, que podría entonces recordarnos a un Zootopia ambientado a mediados del siglo XX. Sin embargo, esto se derrumbará en los primeros minutos del juego; nuestros protagonistas son unos simples niños y niñas que asumen el control de un tanque, que, bajo la lluvia intentan, cambiar su destino. Podemos aquí cambiar el idioma del juego, y, si bien sus voces se pueden poner en japonés, como recomendación, elige francés, pues el contexto (te explico esto un poco más abajo) y la estética misma del juego harán que quedes enganchado al escuchar a la narradora contando las peripecias de nuestros valientes muchachos.

Taranis es el nombre del tanque colosal.

Esta historia es contada por medio de diálogos entre los personajes, usando dibujos fijos de estos (como una novela gráfica), que varían cuando la expresión lo amerita, de hecho, solo veremos cómo cambian los fondos en estas conversaciones según el lugar en el que estemos, y pues, a la larga no hay mucho por ver: pueblos devastados por la guerra y el interior del tanque que mencioné más arriba. Sin embargo, Melodies of Steel no necesita nada más, sus fondos y personajes están tan bien hechos que se ven preciosos. Además, a medida que avanzamos, podemos desbloquear “escenas”, las cuales son imágenes del juego realizadas por diferentes artistas.

Ahora, todo lo anterior, sumado a la música, que, para mí es uno de los aciertos más grandes del título; compuesta Chikayo Fukuda (LieN), nos transportará a diferentes lugares y sensaciones, pues hará uso del minimalismo para transmitirnos tristeza o alegría, con melodías realmente hermosas. Y, cuando la trama lo exija, pasará a brindarnos canciones totalmente orquestadas, usando en ellas la polifonía, que nos recuerda, precisamente, a las fugas usadas como género musical o técnica de composición, que permiten inspirarnos y que cada momento difícil se transforme en uno realmente épico. En definitiva, el arte de este juego es uno de sus puntos más destacables.

Tan fácil como controlar un tanque

Fuga: Melodies of Steel es un RPG por turnos, desarrollado y auto-publicado por CyberConnect2, su jugabilidad empieza a desentrañarse en los primeros minutos del juego, aquí controlaremos a un tanque de gigantescas proporciones llamado Taranis, en donde un grupo de niños se enfrentarán contra todo un imperio. Así bien, a pesar de manejar a un solo tanque, tenemos la posibilidad de usar a 3 personajes diferentes a la vez, en donde, cada uno de ellos dominará un tipo de arma específico, según necesite la situación.

  • Cañón: De color rojo, esta arma se especializa en el daño, por lo tanto, su precisión se ve afectada contra enemigos aéreos.
  • Lanzagranadas: De color amarillo, es un arma equilibrada, con un daño decente e igual precisión.
  • Ametralladora: De color azul, es un arma con poco daño, especializada en enemigos aéreos debido a su precisión.

Los combates terminan cuando hayamos destruido a los enemigos, y, muchas veces, tendremos varios de estos en línea (uno después de otro). El punto aquí es el sistema estratégico que ofrece el juego, pues según las debilidades de nuestros adversarios, podremos facilitar o complicar nuestra batalla. Me explico, el casco de cada tanque tiene una debilidad que, si se explota, puede llegar a retrasar el turno de nuestro rival, esta debilidad se muestra en la salud y está representada por un pequeño reloj del color específico al que es débil, es decir que, si rompes todos los relojes de un tanque retrasaras su turno, permitiéndote desenvolverte más fácil. Aun así, será inevitable que sufras daño, entonces, debes prever tu defensa, pues un fuerte golpe no solo le quitará puntos de vida al Taranis; en ocasiones podrá herir a sus tripulantes o aterrarlos, lo cual afectará su desempeño.

A parte de los tres personajes en las torretas, también dispondremos de copilotos, estos darán una habilidad pasiva al personaje de enfrente, lo que permite hacer muchas combinaciones, pues contamos con hasta 12 niños y niñas en el Taranis. Por lo tanto, puedes compensar el poco daño de una ametralladora si pones de copiloto a alguien que logre aumentarlo, o incluso, sanarte una porción de vida cuando atacas, si usas al niño adecuado. A partir de lo anterior, también tenemos la posibilidad de cambiar de personajes en medio de la batalla, para escoger las mejores combinaciones o retirar a aquellos que se encuentren heridos, empero, debes tener cuidado, pues el cambio solo se realiza cada tres turnos y podrías terminar extrañando esta opción en el momento preciso. Sumado a eso, nuestros personajes pueden alcanzar efectos de heroísmo cuando reciben daño o lo provocan, activando durante unos cuantos turnos habilidades que te sacarán de diferentes aprietos.

Al final de cada combate recibirás puntos de experiencia (como es común en los RPG), objetos varios, para mejorar al tanque y alimentar a la tripulación, y puntos de afinidad, los cuales sirven para realizar un ataque combinado entre piloto y copiloto, que mezclará sus habilidades y realizará daño a todos los enemigos, lo cual conlleva a que, entre más alto sea este nivel con una pareja de personajes, más fuerte será el ataque combinado. Aun así, es importante aclarar que este solo se puede ejecutar cada cierto tiempo, cuando la sincronización entre ambos personajes llegue a tope.

Otro elemento, muy importante en las batallas, es el Cañón de Almas; se nos presenta al principio de la aventura como la panacea a todas las peleas, pues un golpe de esta arma eliminará a cualquier enemigo en nuestro camino. La opción para realizar este ataque se desbloqueará de forma automática cuando estemos en problemas, sin embargo, para ejecutarlo, tendremos que dar un enorme sacrificio a cambio, uno que muchos no estarán dispuestos a aceptar y que cambiará la historia del juego en caso de que nos decidamos a atacar con tan mortífera arma.

Ahora bien, el juego transcurre avanzando de izquierda a derecha, enfrentándonos constantemente a enemigos que intentarán detener nuestro férreo avance, entonces, si ves que tu salud empieza a verse muy afectada, puedes ver en la parte superior de la pantalla qué te aguarda más adelante, podemos observar la ruta y en qué momento tendremos batalla, logrando escoger en muchos casos la ruta más segura o aventurarnos a los combates para recibir mejores recompensas, aun así, habrá muchas peleas inevitables. También, podremos descubrir expediciones a ruinas antiguas, que nos brindarán objetos útiles a lo largo de la aventura, en estas controlaremos directamente a nuestros personajes, moviéndolos a través de las cámaras de los tesoros de forma horizontal, con el objetivo de encontrar todos los premios antes de terminar la expedición.

Finalmente, usando el mismo desplazamiento, dispondremos de ciertos momentos (intermedios) para explorar el Taranis y realizar diferentes acciones en su enorme interior:

  • Taller: Para mejorar el blindaje y las armas del tanque.
  • Granja: Disponemos de una granja, en la cual podemos cultivar alimentos y animales para su posterior consumo.
  • Cocina: Aquí se cocinan los ingredientes conseguidos en platos que mejoran ciertas estadísticas en los combates.
  • Puesto de Pesca: Si bien no hay peces como tal, en este punto podremos conseguir algo de chatarra que mejorará el tanque.
  • Dormitorio: Cura a los personajes heridos y les otorga bastante experiencia cuando lo usan.
  • Lavandería: Solo dos personajes pueden usarla a la vez, pero cuando se hace, aumenta enormemente los puntos de afinidad entre los involucrados.
  • Sala de control: Permite organizar al equipo en sus torretas antes de que empiece el combate.
  • Sala de Observación Permite obtener información de la zona en la que estamos e iniciar expediciones.

Además, dentro del tanque podremos hablar con la tripulación para mejorar nuestras relaciones, mejorar el armamento del Taranis y ampliar cada zona con los materiales necesarios. Es importante aquí administrar bien las acciones que realizaremos en cada intermedio, pues son limitadas y otorgan experiencia a quien las realiza.

Vive la resistance

La historia de Melodies of Steel se desarrolla en un mundo habitado por animales antropomórficos, específicamente perros, llamados caninu, y gatos, llamados felineko. El contexto mismo nos lleva a un país ocupado por una nación fascista. Por esta razón anteriormente te propuse jugar en francés; te explico entonces, sucede que a pesar de que el juego se desarrolla en un mundo alterno, el nombre de los personajes y lugares muestran una raíz francesa, además la historia de Fuga nos refleja la ocupación nazi en Francia, que para el caso sería el Imperio de Berman ocupando a la nación de Gasco. Todo lo anterior combinado con la narración en francés nos permite tener una mejor inmersión.

También mencioné que nos quitaría la paz, pues la creciente amenaza a la que se ven envueltos los niños a cada paso de la aventura nos hace pensar en usar el Cañón de Almas, a un costo que cambiaría el final mismo del juego. Además, que implícitamente se nos presenta una idea aterradora: estamos peleando una guerra cruenta, que recuerda a la Segunda Guerra Mundial, con niños que no superan los 12 años, por lo tanto, la inocencia de todos se pone a prueba, asumiendo decisiones en torno a la vida, la muerte y la supervivencia, decisiones que ningún ser humano muchas veces está dispuesto a aceptar, y que, curiosamente, ahora les corresponden a unos cachorros antropomórficos. De hecho, también notaremos cierta referencia a Howl’s Moving Castle, pues el Taranis recuerda al castillo y ambas obras se desarrollan en contextos bélicos.

En conclusión, Fuga: Melodies of Steel, nos sumerge en una excelente historia, con una ambientación y macro-contexto que le dan profundidad a la trama, con personajes con los que tal vez no conectemos, pero sí entendamos (pues son solo niños que no deberían asumir una guerra). Un título lleno de ternura y tristeza, de alegría y rabia. Con una jugabilidad sencilla, pero exigente en varios puntos de la aventura. Sin embargo, es importante aclarar que no es un juego para todo el mundo, pues puede llegar a ser un poco repetitivo y con unas mecánicas limitadas, por lo que podríamos ponerlo como un título de nicho, que busca atraer a un grupo específico de gamers, ya que su jugabilidad nos lleva a juegos RPG más antiguos, alejándonos de la acción constante tan común hoy en día. Aun así, la idea general del mismo está muy bien ejecutada y se presenta a nosotros de una forma impecable.

Ahora cuéntame, ¿has probado Fuga: Melodies of Steel? ¿Has jugado otros títulos dentro de la saga A Little Tail Box? ¿Quieres morir de ternura al escuchar a la pequeña Mei? Déjame tus respuestas aquí abajo o en Facebook, Twitter e Instagram.

Calachoowie te dice, see you space cowboy…

Nota del editor: Reseña realizada con copia digital para PS4, brindada por CyberConnect2.

1 comment

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: