Reseñas Vida Gamer

Reseña Fire Emblem Engage, el multiverso de la estrategia

El 2022 tuvo grandes joyas de la estrategia como Tactics Ogre Reborn o el espectacular Triangle Strategy y este 2023 empezó con pie derecho con este fenomenal Fire Emblem Engage. Aunque todo hay que decirlo, la historia está medio floja, eso de la protagonista amnésica está más visto que derrotar al antagonista con el poder de la amistad.

Sin embargo, hay ciertos elementos que hacen de este nuevo juego exclusivo para Nintendo Switch, uno de los mejores exponentes del género, tal vez no tanto en profundidad, pero sí en accesibilidad y facilidad de aprendizaje, pero basta de introducciones y acompáñame en esta reseña de Fire Emblem Engage.

Una historia como cualquier otra.

Iniciemos con lo más criticado de este Fire Emblem, su historia. Aquí el Dragón Divino Alear ha despertado después de un sueño de mil años que casualmente coincide con el despertar de Sombron el Dragón Caído. Un enemigo que derrotó en la cinemática inicial del juego.

Y pues así como nosotros nos despertamos después de 8 horas y nos quedamos viendo un zapato mientras nuestro cuerpo se despierta, a Alear fijo le tenía que pasar algo después de mil años en una cama y no fue entumecimiento de las piernas, nuestro o nuestra protagonista (tú eliges el sexo) ha perdido la memoria. Fuera de su nombre no recuerda mayor cosa, pero gracias a todos los amigos que hará en su viaje, de a pocos mejorará su situación. 

Después de un par de tutoriales, un prólogo y de bañarse los dientes para disimular el aliento a dragón. Nos embarcaremos en una aventura tras el Dragón Caído. Durante ella, vamos a conocer muchos personajes, tanto amigos como enemigos. Habrá traición, reconciliación y giros muy predecibles, pero que llegan en el momento justo donde nos vemos sobrepasados por nuestros contrincantes.

Fuera de los clichés, el Deus Ex Machina algo exagerado y algunas secciones con cringe, la historia de este Fire Emblem se mantiene entretenida y esto es principalmente por los anillos de Emblema. Una mecánica que aporta frescura al juego y que como fan de la franquicia desde sus inicios me tiene con el corazón enternecido al poder ver de nuevo a aquellos héroes y heroínas de antaño.

Un multiverso conectado.

Poder unirse con protagonistas de juegos anteriores fue el punto principal que se mostró en cada uno de los trailers y comunicados del juego, y la verdad esta mecánica fue enfocada a los jugadores asiduos de la franquicia, si este es tu primer Fire Emblem, la recolección de nuevos anillos y la revelación de los personajes, no es tan emotiva. Sí, vas a tener mejores oportunidades en el combate, y las animaciones están geniales, pero ver a Lyn, Micaiah o Corrin aparecer no tiene el mismo peso nostálgico.

Esto no quiere decir que tengas que jugar todos los Fire Emblem para entender Engage, es más, creo que este juego es buen punto de entrada para la franquicia, su dificultad, la facilidad de entender el combate, su historia desenfadada y fácil de seguir, más lo bonito que se ve, hará que quieras conocer más de esta serie.

Si te pica el gusanito de la estrategia, cuida tus ahorros, un juego nuevo y sellado de Fire Emblem anterior a Wii, puede llegar a costar más de 500 USD.

Se vive tan solo una vez o tal vez no.

La misma discusión de siempre viene a colación, ¿juegas en fácil o difícil? ¿Invocas o no en Elden Ring? Y con Fire Emblem es ¿juegas con o sin permadeath? Y de una vez te digo que juegues como se te pegue la regalada gana, nadie tiene que venir a decirte como disfrutas los videojuegos. Quieres un reto, pon la permadeath, no tienes tiempo para que los combates duren una hora, quítala y juega en la dificultad base.

Sea la forma que sea, vas a pasarla genial mientras luchas, y esto se debe a que Intelligent Systems y Nintendo escucharon a los fans, el combate es muy intuitivo y lleno de información para no meter la pata como me paso muchas veces con Three Houses.

En este juego controlarás por turnos desde 4 hasta 10 unidades, en un mapa dividido en cuadrículas o grillas. Durante tu turno, podrás moverte, atacar, utilizar objetos o fusionarte con tu emblema, después es turno de tu contrincante y así sucesivamente.

Y aunque el juego tiene una vista semi isométrica, los combates entre aliados y enemigos se ven en un entorno 3D lleno de espectacularidad, cada modelado tiene cientos de detalles y la animación de sus movimientos son totalmente fluidos, sin la mínima caída de frames. Si yo fuera Presidente de Nintendo, mandaría a Game Freak de vacaciones para la próxima entrega de Pokémon y dejaría que Intelligent o Monolith lo realizaran, estos dos estudios hacen magia con una Nintendo Switch.

Ahora bien, explicar cada mecánica de Engage haría que la media de lectura de esta reseña estuviera en 3 horas, por lo que te hablaré de lo más importante, el triángulo de poder y la mejora de clases.

Lo primero ocurre durante las batallas, existe un tipo de piedra, papel y tijera, solo que esta vez es Espada vence Hacha, Hacha rompe Lanza y Lanza derrota a Espada, además los golpes con los puños tienen ventaja frente a los arcos, dagas y a los magos. Sin embargo, este triángulo no hace que podamos derrotar enemigos con un solo golpe o viceversa, esto indica que haremos una ruptura.

Esto hace que el enemigo o nosotros no podamos contraatacar, otra mecánica fundamental dentro del juego, ya que si infliges o te infligen ruptura, no se realizará un contraataque, que podría ser la diferencia entre la victoria o el Game Over.

También es crucial que mires el orden de ataque, en esta imagen, primero atacaremos nosotros ejecutando una ruptura haciendo que ese daño de 13 puntos no se efectúe.

Mientras que aquí, primero seremos atacados para que luego contraataque Sigurd, realizando también una Ruptura, que es totalmente desperdiciada.

Este orden de ataque se decide con el tipo de arma que llevemos, por lo que te sugiero siempre tener dos o tres armas con cada personaje, llevar tan solo una nos dejará en desventaja.

El Somniel

Al estar en una guerra, necesitaremos un cuartel general donde planear estrategias, colgar la espada y descansar un poco, y esto es el Somniel. En este lugar, podrás comprar armas y accesorios, tener una granjita y establo para recolectar ítems y poder cocinar, también podrás pescar, volar en Wyvern, entrenar y tener mejores estadísticas para la próxima batalla, además podrás hablar con tus colegas y emblemas y así subir tu nivel de amistad.

Allí también puedes acceder al modo online donde creas un mapa y te enfrentas a otro jugador.

Incluso hay una pequeña criatura llamada Sommie que deberás alimentar y acariciar de vez en cuando para subir su nivel de cariño.

Finalmente, allí también podrás cambiar de clase a todos tus aliados, esto no muy intuitivo, deberá ir al menú (+) – Inventario – elegir un personaje y luego si cambiar clase. Hay poco más de 50 clases diferentes, y cada una de ellas exige distintos parámetros, como cierto nivel de personaje, poder manejar un tipo de arma y tener un sello que te permita hacer el cambio. Estos últimos los podrás comprar ya bien entrada la historia, así que no te preocupes por las clases hasta que pases el capítulo 8.

Los cambios de clase en ciertos personajes son muy notorios, como por ejemplo este Mago Jinete que le pone un sombrerito a su caballo. UwU

Para despedirme, solo te digo que Fire Emblem Engage es un excelente juego de estrategia, tiene la profundidad necesaria para suponer un reto a los más fans del género y también da la suficiente diversión para que cualquier tipo de gamer se vuelva un experto. Además, gráficamente es espectacular, y su banda sonora lo acompaña de manera épica.

Por lo que se lleva un 8.5 de 10, un poco más de profundidad en la historia y sobre todo en la forma que nos relacionamos con los aliados y emblemas, hubiera hecho que este juego hubiese competido junto con Path of Radiance y Awakening por el mejor Fire Emblem de la historia. Ahora cuéntame, ¿cuál es tu Fire Emblem preferido? ¿Comenzarás esta saga con Engage? Déjame tu comentario aquí abajo o en FacebookTwitter e Instagram.

@Relict King – Hail to the King.

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: