Reseñas Vida Gamer

Astria Ascending, la antigua magia RPG devuelta a la vida

El género de los RPG en el mundo de los videojuegos es uno de los que más fanáticos ha sabido atraer y mantener a lo largo de los años; suenan entre las grandes obras destacadas: Final Fantasy, Dragon Quest, Persona, Seiken Densetsu, etc. Aquí podría seguir llenando esta lista y rememorar aquello que las hizo grandes. Por tal razón, muchos gamers de antaño aún recuerdan lo grandiosa que fue la década de los 90 y es ahí cuando aparecen títulos nuevos como Cris Tales, convertidos en una carta de amor a esa época que en el pasado nos hizo enfrentar a la oscuridad a través de la magia. Así bien, el desarrollador Artisan Studios, con el mismo objetivo, nos trae un título para Nintendo Switch, PlayStation 4/5, Xbox Series X/S y Steam, un juego que recuerda lo clásico, pero en el siglo XXI. Sin más preámbulos, hoy, La Vida es un Videojuego te trae la reseña de Astria Ascending.

La belleza de Orcanon

Lo primero que resalta del juego es el excelente apartado artístico, y en esta parte, cada uno de los elementos está completamente en su lugar, empezando por los fondos, los cuales, aunque en dos dimensiones, tienen una belleza inigualable, resaltando a través de diferentes paletas de colores la gran variedad de sus escenarios, desde mágicos templos acuáticos hasta desiertos agrestes y hermosos. Ahora bien, tenemos a los personajes, los cuales también se ven increíbles, con una animación algo sencilla, pero muy fluida, incluyendo además una clara diferenciación entre los ocho protagonistas, mostrando la personalidad que posee cada uno también a través de su vestimenta.

Además, la música estuvo a cargo de Hitoshi Sakimoto, quien es conocido por la composición de Final Fantasy XII. Para este caso, es común escuchar canciones e intenciones totalmente orquestadas, que permitirán al jugador desenvolverse anímicamente a través de la historia y los escenarios anteriormente nombrados. Tres palabras para resumir el apartado artístico de Orcanon (el mundo de Astria Ascending), una obra maestra.

Un viaje a través de la memoria

Astria Ascending es un RPG por turnos, al estilo más clásico que puedas recordar, teniendo los elementos representativos de este género: el sistema de combate, el uso de magias e invocaciones, la resolución de acertijos, el aumento de nivel y el aprendizaje de habilidades, al igual que los tradicionales efectos de estado (silencio, ceguera, condena, parálisis, velocidad, escudo, coraza y regeneración, entre otros). Sin embargo, ahora detallaremos estas pequeñas cosas que, a pesar de coincidir con otros títulos, le permiten al juego tener su propia esencia y resaltar en sus diferencias.

Lo primero entonces es la mecánica de combate, si bien he señalado que usa un sistema por turnos, conocer a nuestro rival será de vital importancia para ganar fácilmente los combates. Todos los enemigos manejan un grupo de vulnerabilidades y fortalezas, por lo que atacarlos con sus fortalezas hará que reciban menos daño o, en el peor de los casos, lo absorban en forma de salud; esta mecánica la hemos observado en muchos otros juegos, en la que atacar con el elemento contrario hará que ocasionemos críticos o por el contrario perdamos el turno. Sin embargo, Astria lleva un poco más lejos este apartado, pues maneja un sistema de puntos de concentración que utiliza la siguiente escala de fortalezas, otorgándonos más o menos puntos según la forma en la que ataquemos.

  • Vulnerable: Estado ideal, infliges más daño y acumulas dos puntos de concentración.
  • Neutro: No acumulas puntos, pero tampoco los pierdes y el daño es estándar.
  • Resistente: Pierdes un punto de concentración e infliges menos daño.
  • Cancelación: Se pierden puntos de concentración y además no logras hacer nada de daño.
  • Absorción: El daño infligido se convierte en salud para el atacado y se pierden puntos de concentración.

Entonces, según los puntos acumulados o perdidos en cada turno (es posible perder, incluso por debajo de 0), lograremos ejecutar ataques muy poderosos, es decir, cada punto acumulado se puede convertir en una bonificación de daño usando los botones L y R, aumentándolo hasta un 200%. Por ende, es importante evitar perder puntos, además que también podemos usar la concentración para usar hechizos curativos, acrecentando también su potencia de efecto.

Por otro lado, el desplazamiento por fuera de los combates es una de las diferencias que tiene Astria Ascending frente a otros juegos, pues, no maneja una perspectiva top-down, ni en 3D, sino utiliza una configuración en dos dimensiones, en donde exploraremos ciudades y calabozos usando una jugabilidad que se acerca un poco a los metroidvania. Aquí encontraremos cofres que nos brinden objetos y equipamientos de utilidad a lo largo de la aventura, como enemigos, llamados Discordancias, a los cuales podemos atacar antes de iniciar el combate para aumentar la probabilidad de emboscarlos. A su vez, en algunas ocasiones, deberemos usar el poder de los anillos, los cuales nos permiten realizar diferentes acciones en el mapa para resolver acertijos, como activar glifos o llenar estanques de agua.

Es importante aclarar que, si bien, a medida que avanzamos, los tutoriales nos enseñan diferentes partes de la mecánica del juego, el menú del mismo es muy intuitivo, especialmente para personas que son jugadoras asiduas del género. En consecuencia, allí se podrá gestionar cuáles héroes pelearán, que equipo usarán, consultar las misiones secundarias y las cazas pendientes, cambiar la dificultad del juego y, muy importante, asignar habilidades a través del Árbol de la Ascención, el cual es la forma en la que le enseñamos habilidades y aumentamos las estadísticas de nuestros héroes, desbloqueando glifos a medida que acumulamos los puntos necesarios. Además, en este lugar también tendremos la posibilidad de cambiar los trabajos u oficios de nuestros héroes, al estilo más clásico de Final Fantasy, lo que abrirá un nuevo Árbol de la Ascensión, por lo que es de vital importancia saber administrar los puntos de habilidad entre los talentos de un árbol y otro.

Sin minijuego no hay juego, J-Ster

Subdividí específicamente la reseña con esta categoría porque lo merece, pues ¿qué sería de un RPG sin su correspondiente minijuego coleccionable excesivamente adictivo? Por consiguiente, es que hablaremos del J-Ster, el minijuego de Astria Ascending, que estará centrado en enfrentar a nuestros rivales en partidas de fichas coleccionables que tienen monstruos grabados en el dorso.

Para aquellos que jugaron Tetra Master en Final Fantasy IX, la referencia quedará clarísima, para los que no, es un minijuego realmente sencillo: en un tablero de 7 espacios, debemos poner fichas hexagonales, cada una tendrá estadísticas específicas, según el monstruo que aparezca en la misma. En consecuencia, el objetivo es voltear las fichas de nuestro rival y obtener la mayor cantidad de fichas a favor nuestro antes de terminar. Por esa razón, las fichas contarán con una estadística base en el medio, su ataque por así decirlo. De forma resumida, una ficha con un número más grande que otra, podrá voltearla, sin embargo, aplican los mismos estados del sistema de puntos de concentración anteriormente explicado, en donde cada borde representa su estado de resistencia o vulnerabilidad hacia el ataque de otra ficha, cambiando la forma en la que se relacionan los números en cada ataque según la posición en la que pongas la ficha.

Tetra Master, juego de cartas de Final Fantasy IX.

En suma, el J-Ster es sencillo de entender y en poco tiempo terminarás retando a cada NPC que te cruces en el camino, en mi caso, guardando antes de cada encuentro para no perder las fichas y mejorando mi mazo a medida que avanzo. Un minijuego igual de entretenido que su juego principal.

La ascensión de los semidioses

Otro de los aspectos más destacables de Astria Ascending es su historia, para el caso, nuestros héroes serán los legendarios semidioses, un grupo de personas escogidas al azar o por el destino entre la población, que, a cambio del poder divino, su vida se acorta dramáticamente a solo 3 años de vida. En este tiempo, se convertirán en guardianes de la población de Harmonia, la ciudad capital, en donde viven diferentes razas en plena paz. Sin embargo, nuestros ocho protagonistas deberán enfrentar una dura crisis que atenta contra el equilibrio logrado tras siglos de convivencia.

Así bien, la historia avanzará lentamente a medida que el juego transcurre, mostrándonos el pasado de cada héroe, sus intenciones y su vida, una que transcurre entre grises, buscando redención, perdón o gloria. De ahí que, en algunos casos, la misma puede llegar a ser un poco más madura, lo que nos permite poder conectar con alguno de los ocho personajes y entender sus vicisitudes.

En conclusión, Astria Ascending es un RPG que logra evocar a los clásicos, sin embargo, para algunos, parece haberse quedado en esa época, pues a pesar de sus diferencias no dista mucho de lo que se ha visto antes. Por lo tanto, este apartado juega en dos bandas, en mí caso, me fascinó encontrar tantos elementos que hace mucho no veía plasmados en un juego: la sencillez de las mecánicas y el arte en pantalla logran resaltar en un periodo sobresaturado por la acción. Para otros, es quedarse en los noventa con las gigantescas posibilidades de la generación actual. No quiero dejar de lado que, he encontrado unos pocos errores, estos pueden ser corregidos en futuros parches, pero que, menos mal, no alcanzan arruinar la experiencia. Entonces, en cualquiera de los casos, este es un excelente título dentro del género, que definitivamente recomiendo si tienes unas cuantas horas, las cuales estarán llenas de magia… como en antaño.

Hasta aquí la reseña, ahora cuéntame, ¿has probado Astria Ascending? ¿Qué harías si solo tuvieras 3 años de vida? ¿Qué signo del zodiaco eres? Lo último solo lo pregunto por la armadura de santo de Athena, no porque me guste la astrología. Déjame tus respuestas aquí abajo o en Facebook, Twitter e Instagram.

Calachoowie te dice, see you space cowboy…

Nota del editor: La actual reseña se realizó con una copia digital de Astria Ascending para PlayStation 4, otorgada por Dear Villagers.

¡Nos encantaría saber qué piensas! Deja un comentario.

A %d blogueros les gusta esto: